Desde hace varios días Tonga se encuentra en el centro de la escena por la impactante erupción volcánica y las repercusiones que el suceso ha tenido en distintas partes del mundo. Y a los graves problemas humanitarios provocados por esta catástrofe natural se suma el corte en las comunicaciones que afecta a la isla; al punto tal que podría transcurrir un mes antes de que el territorio recupere la conexión a internet. Por dicho motivo, Elon Musk analiza utilizar Starlink para restablecer la conectividad en el lugar.

El CEO SpaceX utilizó Twitter para lanzar una consulta sobre el tema. "¿Podría la gente de Tonga decirnos si es importante que SpaceX envíe terminales de Starlink?", publicó el empresario en respuesta a un artículo de Reuters cuánto podría demorar en volver el acceso a internet tras la explosión del volcán.

Aún no se sabe si Elon Musk efectivamente colaborará por medio de Starlink para restablecer la conectividad en Tonga, aunque ya ha dejado en claro que no sería algo sencillo de cumplir. Cuando otro usuario le respondió citando una carta publicada por el Dr. Shane Reti, miembro de la Cámara de Representantes de Nueva Zelanda, quien le solicitaba esa misma posibilidad, el también CEO de Tesla habló de la dificultad de la tarea.

"Esto es algo difícil de hacer para nosotros en este momento, ya que no tenemos suficientes satélites con enlaces láser, y ya hay geosatélites que sirven a la región de Tonga. Es por eso que estoy pidiendo una confirmación clara", indicó el empresario.

Antena parabólica de Starlink

Según se conoció en las últimas horas, la explosión volcánica del pasado 15 de enero rompió el cable submarino de telecomunicaciones que une a Tonga con el resto del mundo. Se espera que este fin de semana zarpe un barco desde Puerto Moresby, Papúa Nueva Guinea, para comenzar con los trabajos de reparación.

Sin embargo, a la dificultad de los trabajos se le suman complicaciones logísticas. La embarcación demorará nueve días en llegar a Samoa y recién desde allí partirá hacia Tonga para comenzar a inspeccionar la rotura ocasionada por la erupción del volcán. De más está decir, nadie sabe a ciencia cierta cuál es la extensión de los daños. Por ello los pronósticos para el restablecimiento del acceso a internet no son muy alentadores en cuanto al tiempo necesario para lograrlo. Allí es donde Starlink podría ser de gran ayuda, si Elon Musk lo considera apropiado.

Recordemos que la constelación perteneciente a SpaceX cuenta con alrededor de 1700 satélites en órbita, pero la intención de Elon Musk es llevar dicho número por encima de los 40 mil. Starlink, que a comienzos de este año confirmó su arribo oficial a España, se encuentra disponible en 20 países y tiene importantes planes de expansión, incluso para ofrecer acceso a la web en vuelos comerciales. Ya veremos si están dadas las condiciones técnicas para que también se convierta en una herramienta clave para que Tonga vuelva lentamente a la normalidad, tras una de las catástrofes naturales más impactantes de los últimos tiempos.