El universo del audio está imparable y los millones corren como pistas de audio. Si Spotify anunciaba hace unos días la compra de Findaway, una popular productora de audiolibros a nivel internacional, para crecer en el segmento que más promete en el mundo del audio, el resto no se queda corto. Desde Copenhagen y con poco más de dos años de vida, la startup de podcast y audiolibros ha conseguido hacerse un hueco en el sector. Tanto que Podimo ha conquistado a los inversores con una nueva ronda de financiación de 78 millones de dólares (69,3 millones de euros).

Esta operación se anuncia solo 9 meses después de la ronda en la que participase el fondo español Aldea Opportunity, vehículo de inversión del fondo inmobiliario Meridia. El creciente interés por el mundo del audio y la diversificación del capital español quedaba patente en aquella ocasión. En esta, la operación ha sido liderada por 83North y Highland Europe, con la participación de inversores ya existentes en anteriores rondas: Chr. Augustinus, Heartcore, Saban Ventures, Headline y Possible Ventures. En total, y en su corta vida, el negocio del audio de Podimo ha conseguido 115 millones de dólares (102, 2 millones de euros).

¿Quién buscó a quién en esta segunda ronda de 2021? "En esta ocasión ha sido un proceso mutuo", explica Javier Celaya, director general de Podimo en España y Latinoamérica. "Para ser líderes necesitamos tener un catálogo muy bueno y para eso necesitamos financiación", explica a Hipertextual.

Podimo a la carrera de un podcast que imita al streaming

Primero fue Netflix, luego llegaron HBO, Amazon Prime Video, Disney+, Apple TV+... La lista de plataformas de streaming es larga y cada una lucha por conquistar a un usuario cada vez más polarizado: las llamadas streaming wars. La guerra de los contenidos –que dejaron las compras a terceros en segundo plano y se entregaron a la producción propia como vía diferenciadora– está en plena forma. El sector del audio, podcast o audiolibro pasa por el mismo camino.

Podimo, Spotify, Audible, Apple, iVoox... Cada uno con sus virtudes y problemas, pero todos compitiendo por un espacio sonoro cada vez más ocupado. De nuevo, el contenido propio, las voces reconocidas y la gran oferta se baten en duelo para conquistar las suscripciones.

En el caso de Podimo, y tras la inyección de capital en la compañía, esperan pasar de los 3.000 contenidos exclusivos en español a casi 6.000; en este caso, la conjunción de España con Latinoamérica hace que el idioma en la plataforma tenga una presencia fuerte y atractiva para el negocio; es, de hecho, la segunda lengua más utilizada en el sector podcast. Es decir, quieren pasar de los 2 millones de euros de inversión a unos 6 millones –parte correspondiente al mercado del habla hispana en el total de la operación–. También, explica Celaya, "parte de la inversión irá destinada al marketing". Podimo, pequeña en comparación con la competencia, tiene que crecer rápido.

Ya están preparando anuncios de televisión y nuevas vías de negocio que, sin dar demasiado detalles por el momento, pasa por una renovación de los medios. Más allá de los podcast de informativos, "el mundo de la información se está pasando a la audioinformación de artículos; el New York Times, NewYorker, The Economist ya lo han hecho y les está funcionando". O lo que es lo mismo, reportajes escritos adaptados a una experiencia en audio que va un poco más allá de la lectura de un texto.

Tienen el firme objetivo de seguir creciendo en el sector de los audiolibros. "Casi el 30% de nuestros usuarios consumen audiolibros", explica Celeya. Y ese es un dato importante: a diferencia del podcast, el audiolibro mantiene durante horas al usuario. Algo que, vista la inversión de Spotify de hace solo unos días, también será una carrera de fondo. Y seguido al mundo literario, también el mundo de las series con contenidos en audio complementarios a grandes series donde se profundice en personajes, historias secundarias o acontecimientos importantes.

Deja un comentario

Deja tu comentario