Llegaron en junio del 2020 a España, pero ya tenían experiencia en Alemania y Copenhague desde 2019. Ahora Podimo, el llamado a ser el Netflix de los podcast con su modelo de suscripción, cierra una ronda de financiación de 11,2 millones de euros. Una operación que, de hecho, termina de completar las de 2019 y mayo de 2020 a forma de tercera fase. En total, 32 millones de euros para seguir creciendo en el mercado de los podcast premium.

En cualquier caso, para esta operación, Podimo ha conquistado a inversores de todas las nacionalidades. Liderando la ronda se encuentra el fondo danés Augustinus. Junto a él, el fondo español Aldea Opportunity Fund, uno de los vehículos de inversión de Meridia Capital; fondo que, además de contar con inversión en capital tecnológico durante los últimos años, su foco tiene una larga trayectoria en el sector inmobiliario.

El interés del capital inmobiliario en la moda del audio

Ahora Meridia se embarca de lleno en el negocio del podcast atraído por el impulso de la pandemia de ciertas actividades económicas. "Esta crisis ha acelerado muchas actividades económicas. Había mucha gente que no conocía las nuestras o no tenía tiempo, pero con este confinamiento las han descubierto y los inversores han visto que en momentos de crisis esta industria es la ganadora", explica Javier Celaya de Podimo España a Hipertextual. Asimismo, la entrada de un fondo español trae consigo un añadido:

"Yo creo que es una excelente noticia que haya entrado un fondo español, porque estas cosas las vemos que pasan fuera de casa, pero aquí no. España parece que va tarde a todo. El hecho de que un fondo español apueste por esta plataforma es una buena noticia. En esta ocasión España no llega tarde a la fiesta del streaming. Desde el minuto 1 formamos parte de este crecimiento".

2020 se cerraba como un año de inversiones en startups bastante positivo en cuanto a número de operaciones y actividad de los fondos, según datos de informe del Observatorio de Startups de Bankinter presentado esta misma semana. Según sus datos, 2021 arrancaba también con energía y grandes operaciones entre las que se suma la salida de un fondo español invirtiendo en una firma europea.

El objetivo de esta nueva ronda de financiación, además de mejorar la plataforma y seguir creciendo en usuarios, tiene un objetivo muy ambicioso: abrir las puertas al mercado de Latinoamérica y seguir validando el modelo de suscripción.

A por el mercado de habla hispana con su modelo de compensación

Fundadores de Podimo
Fundadores de Podimo

En un contexto en el que triunfa una apuesta de consumo de audio en directo y sin posibilidad de grabaciones, que es el caso de ClubHouse, la realidad es que el audio cada día va tomando más importancia. Ya sea straming o con propuestas disruptivas que aún tienen que tomar su camino.

En este contexto, Podimo, presente de forma extraoficial en 20 países en Latinoamérica, oficializa su llegada al mercado con producciones locales enfocadas al consumo preferido de las regiones. Y una app dirigida al mercado local. Mientras en España las preferencias se decantan por el entretenimiento, en Latinoamérica es el contenido de actualidad e información lo que más atrae a los usuarios.

Con personal de diferentes regiones, Podimo ha llegado a un acuerdo con 8 productoras en México, Argentina o Chile para hacer producción local. "Si quieres hacerlo bien, tienes que hacerlo allí con gente de allí e historias de allí", explica Celaya. Una sistema igual al seguido en España o Alemania priorizando a los protagonistas locales.

Un modelo de compensación global

Manteniendo, eso sí, el modelo de negocio que ha diferenciado a Podimo del resto de plataformas: el pago de beneficios a los productores de contenido. Si para Estados Unidos la publicidad en los podcast es una posibilidad, para Europa sigue siendo una cuenta pendiente. De esta manera, Podimo ofrece un 20% de los beneficios si el contenido está disponible en otras plataformas y un 50% si es exclusivo para la plataforma. Con más de 1000 episodios solo disponibles, para la tecnológica es una forma de atraer el talento.

El modelo de compensación era una novedad, ya que los ingresos publicitarios era la única vía de negocio y si no tienes muchas audiencias la publicidad es nula", explican. En cualquier caso, y sin cifras sobre la mesa, apuntan a que el modelo "ha tenido una excelente acogida en España"; asumiendo, eso sí, que siempre habrá más contenido en abierto que premium.