Los primeros segundos del capítulo “Inside” (10x08) de American Horror Story: Double Feature (Ryan Murphy y Brad Falchuk, 2021) insisten en subrayar sutilmente el meollo alienígena de la trama con detalles de la partitura compuesta por Mac Quayle (Mr. Robot). Y lo que tenemos en las escenas siguientes resulta mucho más interesante que cuanto vimos en el episodio anterior, “Take Me to Your Leader” (10x07).

No ya solamente debido a los personajes reales que participan en la intriga conspiranoica y su alto estatus histórico en Estados Unidos y, por su influencia sociopolítica y cultural, en el mundo entero; también porque le añade otra hipótesis disparatada sobre las razones últimas de uno de los magnicidios más discutidos de todos los tiempos. Ni siquiera en el capítulo “Musings of a Cigarette Smoking Man” (4x07) de The X-Files (Chris Carter, desde 1993) se atrevieron a tanto.

Esta reescritura, realizada a seis manos por los repetidores, en el buen sentido, Brad Falchuk (Nip/Tuck, a golpe de bisturí), Manny Coto (Dexter) y Kristen Reidel (The Blacklist), es muy jugosa para quienes apreciamos las posibilidades de variaciones así, no de una manera del todo ucrónica sino en diacronía, modificando la trastienda histórica pero no el hilo que lleva al mundo que conocemos. Como con los motivos de ciertos actos de violencia famosos o el origen de tecnología contemporánea fundamental para nuestro progreso.

‘American Horror Story’ es más ‘The X-Files’ que nunca

FX

Al cargo de la puesta en escena de estas ideas sugestivas está la estadounidense Tessa Blake, directora en series mayoritariamente de segunda fila, desde Veronica Mars (Rob Thomas, 2004-2019) o Érase una vez (Adam Horowitz y Edward Kitsis, 2011-2018), pasando por The Blacklist (Jon Bokenkamp, desde 2013) o NCIS: Nueva Orleans (Gary Glasberg, 2014-2021), hasta iZombie (Thomas y Diane Ruggiero-Wright, 2015-2019) o Riverdale (Roberto Aguirre-Sacasa, desde 2017).

Si por nosotros fuese, el segundo tramo de la décima temporada de American Horror Story se quedaría en su argumento sesentero, con el atractivo entorno presidencial y la bonita fotografía de Andrew Mitchell (Ratched) en blanco y negro. Pero la costumbre de narrar lo que ocurre en diferentes épocas con un nexo básico es cosa de esta terrorífica serie televisiva de Ryan Murphy y Brad Falchuk para FX desde la misma Murder House (2011-2012).

Por otra parte, si en “Take Me to Your Leader” recodábamos al menos cuatro episodios de la mencionada The X-Files, durante “Inside” (10x08) nos vienen a la memoria “Ascension” (2x06), “Nisei” (3x09), “Jose Chung’s From Outer Space” (3x20), “Christmas Carol” (5x06) y “One Son” (6x12); y si pensábamos entonces en la novela La invasión de los ladrones de cuerpos (Jack Finney, 1955) y sus adaptaciones al cine, ahora se trata de la saga de Men In Black (Barry Sonnenfeld, F. Gary Gray, 1997-2019).

Continuamos lejos del espíritu de la serie

FX

El Dwight Eisenhower de Neal McDonough (Minority Report) nos parece creíble como personaje más allá de su indistinguible imitación, mientras que el Richard Nixon de Craig Sheffer (El río de la vida) cae justo en lo opuesto, pues la emulación se lo come sin llegar a un extremo inaceptable.

En lo que respecta a la Mamie Eisenhower de Sarah Paulson (Carol), no hay duda de que es un papel más enjundioso que la Tuberculosis Karen de los otros capítulos de American Horror Story: Double Feature; al contrario que la Calico de Leslie Grossman (The Good Place), de la que preferimos su implacable Ursula Khan. En cuanto a los juvenzuelos que dan vida a Kendall Carr (Kaia Gerber, la Ruby de American Horror Stories), Jamie Howard (Rachel Hilson), Cal Cambon (Nico Greetham) y Troy Lord (Isaac Powell), cumplen pero les olvidaremos.

A uno de los escenarios principales en el que interactúan estos últimos durante “Inside” le falta el toque de siniestro surrealismo que tenía la sala común de Asylum (2012-2013). Y, si uno siente que la falta ostensible de una confrontación violenta de voluntades humanas le quita algo esencial a este relato de American Horror Story, el cierre del episodio sin que nos muestren el presumible estallido letal no se corresponde con su espíritu en absoluto, que suele huir en dirección contraria de la sutileza.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.