Después del comienzo onírico de “Out of the Ashes (11x05), que por su particularidad se acerca al atractivo desconcierto que nos provocan varias secuencias iniciales de la sexta temporada de Fear the Walking Dead (Robert Kirkman y Dave Erickson, desde 2015), el de “On the Inside” (11x06) no puede presentarnos una situación más clásica de The Walking Dead (Frank Darabont y Angela Kang, desde 2010): personajes acorralados por los zombis.

Con un buena elaboración de la tensión dramática por parte del director Greg Nicotero (Creepshow), que repite en su capítulo treinta y cinco de la serie de la AMC o el cuarenta y ocho de la franquicia si contamos los de The Walking Dead: Webisodes (2011-2013). Pero lo que nos interesa es la identidad de dichos personajes; Connie (Lauren Ridloff) y Virgil (Kevin Carroll), a los que no se les veía el pelo desde “A Certain Doom” (10x16).

Sin embargo, el guionista Kevin Deibolt, supervisado por la showrunner Angela Kang (Terriers) y cuya experiencia se reduce a la escritura en Borgia (Tom Fontana, 2012-2014), Copper (Fontana y Will Rokos, 2012-2013) y Kevin (Probably) Saves the World (Tara Butters y Michele Fazekas, 2017-2018), no quiere satisfacer enseguida nuestra curiosidad por ellos, sino alargarla un poco y centrarse en los otros grupos de supervivientes del apocalipsis. Así, se reserva munición para conservar el interés de los espectadores durante el episodio completo.

Lo más aterrador de ‘The Walking Dead’ en bastante tiempo

AMC

En realidad, “On the Inside” tira de ciertos hilos procedentes de “Rendition” (1x04), sobre Daryl Dixon (Norman Reedus), y el mencionado “Out of the Ashes”, vinculado el de este último a las circunstancias de Connie desde “Squeeze” (10x09), la culpabilidad que siente Carol Peletier (Melissa McBride), muy útil para resolver un marrón inquietante del capítulo previo con Aaron (Ross Marquand) fuera de sí, y el empeño de Kelly (Angel Theory).

Por otro lado, la banda sonora minimalista y de notas alarmantes compuesta por Sam Ewing (The Walking Dead: Red Machete) y Bear McCreary (Fundación), con sus estallidos ocasionales de cuerda maltratada, es fundamental para construir la tensión a la que aludíamos.

Y servirse de una de las características de Connie y de la propia Lauren Ridloff (Sound of Metal), que está estupenda aquí, para brindarnos una curiosa vivencia auditiva, cinematográfica y aterradora al fin y a la postre, es una maniobra inteligente. Sobre todo, en una trama de terror como esta, cuyos elementos nos traen a la memoria tres episodios de The X-Files (Chris Carter, desde 1993). Al principio, “Red Museum” (2x10); y luego parece que “On the Inside” se transforma en algo entre “The Jersey Devil” (1x05) y “Home” (4x02).

Con mucho, lo mejor del capítulo y lo más espeluznante de The Walking Dead en bastante tiempo. Y además, por si no fuese suficiente, aprovecha para ofrecer a los espectadores de la AMC algunos instantes de puro pánico que nos recuerdan cierta escena terrible de Scream 2 (Wes Craven, 1997) en la que están involucrados la intrépida reportera Gale Weathers (Courteney Cox) y el sheriff Dewey Riley (David Arquette).

El suelo incierto que pisa Daryl Dixon

AMC

Pero no es un complemento desdeñable la difícil posición de Daryl Dixon tras su delirante bautismo de fuego. Mientras la Connie de Lauren Ridloff y el Virgil de Kevin Carroll (The Leftovers) viven su propia pesadilla en la casa de los horrores, el gran superviviente de la ballesta juega sin su artilugio una complicada partida de póker entre sus enemigos, escondiendo sus cartas y maniobrando para favorecer a la familia sobrevenida a la que siempre ha sido leal.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

No sin sacrificios y procurando no herir a quien, con unas circunstancias diferentes, podría convertirse en alguien más importante para él de lo que lo ha sido ninguna otra persona en once temporadas de The Walking Dead: la Leah de Lynn Collins (Manhunt: Unabomber). Y, si el mal sueño de los unos acaba en el horror acostumbrado y los momentos conmovedores que Connie necesitaba, el de Daryl no termina. Kevin Deibolt y Greg Nicotero, par de bribones, cierran “On the Inside” poniéndole las gónadas de corbata; y dejando al público con un gran deseo de saber lo que va a ocurrir.