Al principio, la guerra entre servicios de música en streaming, como Spotify o Apple Music, estaba en su catálogo. Pero como hoy todos tienen de todo, la guerra ha pasado a otros terrenos. Por un lado, la rivalidad por tener podcasts en exclusiva. Y por otro lado, ofrecer la mejor calidad de la música en las canciones que puedas escuchar o percibir con tus oídos.

En el momento de escribir estas líneas, Apple Music ya incluye canciones sin pérdida de calidad y Dolby Atmos. Al mismo precio que hasta ahora. Por su parte, Spotify anunció su equivalente, Spotify HiFi, que tiene que llegar a finales de año.

Pero mientras tanto, Spotify es lo que es. Y si tienes una buena conexión a internet puedes disfrutar de tu música favorita con la mejor calidad posible. Además, es más simple de lo que parece. Veamos cómo llevarlo a cabo.

Ajustando la calidad de la música en Spotify

Por defecto, Spotify ofrece una calidad de audio. Esa calidad varía según dos factores: tu plan de Spotify, gratuito o de pago, y la velocidad de internet que ofrezca tu dispositivo conectado. También influye la versión de Spotify que utilices.

Por ejemplo. La velocidad máxima del reproductor web de Spotify es de 128 Kbits gratuitos y 256 Kbits de pago. Pero si utilizas Spotify para PC, Mac, iOS o Android, la calidad más alta que obtendrás es de 160 Kbits gratis y 320 Kbits de pago. En el caso de los podcasts, la calidad es de 96 Kbits. Curiosamente, el reproductor web sube a 128 Kbits.

A partir de ahí, para obtener la mejor calidad por defecto, tendrás que acudir a Configuración. Según la plataforma, llegar ahí puede variar ligeramente. Todas las versiones de Spotify incluyen esta opción salvo el reproductor web.

Una vez en Configuración, vamos a Calidad del audio. Por defecto, suele estar activado el modo automático, que se adapta a la velocidad disponible en ese momento. Pero si sabes que podrás alcanzar la mejor calidad, elige por defecto Alta.

El ecualizador de Spotify al rescate

Hace tiempo dediqué un artículo al ecualizador de Spotify. El ecualizador siempre ha sido una herramienta muy útil si se sabe usar. De ahí que no todo el mundo le haga caso y prefiera optar por las opciones por defecto de tu reproductor de música.

Pero dedicándole unos minutos, el ecualizador de Spotify nos servirá para disfrutar mejor de tus canciones favoritas, potenciando los instrumentos y sonidos en función del tipo de música que suena.

Disponible para iOS y Android, encontrarás el ecualizador en Configuración > Calidad de la música > Ecualizador. Eso en Android. En iOS, la ruta es Configuración > Reproducción > Ecualizador.

A partir de ahí, puedes elegir uno de los estilos, plantillas o perfiles en función del estilo musical o de los instrumentos predominantes. El inconveniente es que tendrás que cambiar la configuración del ecualizador si alternas entre estilos musicales.

Regulando el nivel de volumen

Otro aspecto que tal vez quieras controlar de Spotify es el volumen de tu música. Es decir, cada canción tiene su propio volumen, y aunque toda la música debería sonar al mismo nivel, no siempre es así. Para no llevarte sorpresas si llevas auriculares, puedes activar la función Normalización de audio.

Encontrarás esta opción en Configuración > Reproducción. Como ocurre con la calidad, puedes elegir entre Alto, Normal y Bajo. Este aspecto no afecta a la calidad de tus canciones. Sí en cambio hará que el volumen sea siempre el mismo entre canción y canción.

En función de si estás en casa tú solo o si has salido a pasear o a correr al aire libre, o vas en transporte público en hora punta, te convendrá usar un volumen u otro por defecto en Spotify para así no perder detalle de tu música por culpa del ruido externo. Y si tienes un auriculares con cancelación de ruido, mucho mejor.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.