Joby Aviation es una de las compañías que trabaja para que los taxis aéreos eléctricos sean una realidad. Y recientemente ha dado un nuevo paso en su plan: completó con éxito un vuelo de pruebas que superó las 150 millas. Para ello requirió una única carga de baterías.

La compañía compartió un vídeo presumiendo el destacado logro con su aeronave eléctrica de seis rotores, con despegue y aterrizaje vertical. El vuelo del prototipo se realizó a control remoto y tuvo una duración de un hora y 17 minutos. Vale destacar que el recorrido no fue lineal, sino sobre un circuito predefinido.

El vehículo aéreo completamente eléctrico de Joby Aviation dio 11 giros a la ruta de pruebas, completando 154.6 millas o 248 kilómetros. El objetivo de la compañía fue demostrar el avance conseguido en autonomía y gestión de energía. Sin dudas, dos de los puntos claves para el futuro de los taxis aéreos eléctricos.

Joeben Bevirt, CEO de la compañía, manifestó: "Hemos logrado algo que muchos creían imposible con la tecnología de baterías que existe actualmente. Al hacerlo, hemos dado el primer paso para lograr que los viajes aéreos convenientes y libres de emisiones entre lugares como San Francisco y Lake Tahoe, Houston y Austin, o Los Ángeles y San Diego sean una realidad cotidiana".

Joby Aviation da un paso importante hacia el futuro de los taxis aéreos eléctricos

Joby Aviation es una de las empresas más adelantadas en su afán de convertir en realidad la movilidad aérea 100% eléctrica. Incluso pretende poner en funcionamiento su servicio de taxis aéreos eléctricos para 2024, bajo la promesa de alcanzar velocidades de hasta 200 millas por hora. Hay que ver realmente si dichas metas son realistas, pero el avance de su prototipo está a la vista.

De acuerdo como la firma, su eVTOL (aeronave eléctrica de despegue y aterrizaje vertical) utiliza baterías de iones de litio ya disponibles en el mercado, aunque adaptadas para uso aeroespacial.

Después de pruebas internas, se seleccionó un cátodo 811 NCM y una celda de ánodo de grafito, para ofrecer el equilibrio óptimo entre la energía específica requerida para volar 150 millas con la aeronave, la potencia específica para despegar y aterrizar verticalmente, y el ciclo de vida para ofrecer un servicio asequible.

Joby Aviation también asegura que la batería es capaz de cumplir con "más de 10 mil de sus ciclos de vuelo nominales esperados". Además, uno de los pilotos de pruebas, Justin Paines, destacó los trabajos realizados para reforzar el tren de aterrizaje y darle al prototipo una apariencia más cercana a la del vehículo final.

Como la prueba de más de 150 millas se realizó sin personas a bordo, todavía quedan muchas preguntas por responder. Por ejemplo, resta saber cuál es la proyección de autonomía y gestión de la energía en vuelos tripulados, tomando en cuenta el peso que se añade al artefacto.

En su plan de lanzamiento de un servicio de taxis aéreos eléctricos, Joby Aviation no está sola. La firma cuenta con respaldo económico de Toyota. Además, a comienzos de este año adquirió Uber Elevate, el negocio de la compañía de traslados que se enfocaba en la creación de taxis voladores.