El final de la serie de Loki ha sido una sorpresa para buena parte de sus fans. La mayoría apostaba que el malvado detrás del gran castillo custodiado por Alioth era otra variante de Loki o algún truco ingenioso de Marvel. Pero resultó ser una figura principal en las próximas películas. 

El inesperado movimiento reconfiguró la Fase 4 desde sus cimientos y dio una rápida mirada a lo nuevo de Marvel. O al menos, a lo que podemos esperar de sus películas más ambiciosas y líneas argumentales principales. Con Kang el Conquistador o cualquiera de sus variantes en el tablero, el juego cambia para siempre. 

La decisión, que contraviene lo que hasta ahora había ocurrido en las series de Marvel, demuestra un punto de crucial importancia sobre el futuro del estudio. Hasta ahora, las historias cortas en Disney Plus habían funcionado como abrebocas o de transición.

WandaVision mostró la dura transformación de Wanda Maximoff en la Bruja Escarlata. Convertida en un elemento ambiguo en medio del panorama futuro, la historia de la posible enemiga del Doctor Strange fue una narración poderosa, pero diminuta. Un argumento al que incluso se le criticó por su carencia de ambición. Con un final sencillo y emocional, la serie agregó información de considerable interés al futuro del personaje. Pero no pareció influir de manera decisiva con el futuro de Marvel.

Lo mismo podría decirse de Falcón y el Soldado de Invierno. La transición de Sam Wilson para convertirse en el Capitán América titular de la franquicia fue emocional, pero tampoco en exceso importante. Eso, a pesar de incluir nuevos personajes a la plantilla de Marvel como el US Agent y a la Condesa Valentina Allegra de la Fontaine. Pero más allá de eso, la serie se concentró en mostrar la evolución interna hacia cierto grado de madurez.

Pero Loki se convierte en piedra angular para entender lo que ocurrirá a continuación en la Fase 4 de la saga. También, en la más importante de las pequeñas historias que acompañan el desempeño del futuro del Universo Cinematográfico de Marvel. Además de introducir al villano de la franquicia, también elaboró y mostró las reglas con las que Marvel jugará en adelante. Para sorpresa de buena parte de la audiencia, el multiverso no comenzó en una gran película, sino en seis episodios singulares de una serie poco común. 

'Loki', del infinito a la guerra de los Multiversos

En Loki, de Marvel Studios, el voluble villano Loki (Tom Hiddleston) retoma su papel de Dios del Engaño en una nueva serie que tiene lugar tras los acontecimientos de Vengadores: Endgame. Kate Herron la dirige y Michael Waldron es el guionista principal.

Ver Loki en Disney Plus

La intro del final de temporada de la serie Loki sorprendió a la audiencia. Prescindiendo del habitual score intro de las producciones Marvel, la corta secuencia fue un homenaje a la recién finalizada Saga del Infinito. En medio de la habitual secuencia de rostros familiares, también pudieron escucharse varios de los diálogos icónicos de los personajes principales. 

La audiencia se emocionó y se desconcertó por lo que fue un corto pero directo mensaje. Fue esa gran despedida tardía la que dejó claro lo que podría esperarse a continuación. 

Y esta vez, Marvel apostó a lo grande. No solo mostró el nacimiento del Multiverso en todo su raro esplendor, sino que presentó al villano central de las próximas películas. Jonathan Majors mostró el rostro más benigno de Kang el Conquistador, destinado a enfrentarse a los nuevos héroes. Pero la serie también abrió el camino para dos de las historias más esperadas.

Mientras que WandaVision introdujo a la posible villana de Doctor Strange in the Multiverse of Madness, Loki mostró las reglas en que se sostendrá el argumento. Como guardián de la realidad, el Hechicero Supremo tendrá que lidiar con las consecuencia de la serie. En especial, con la ruptura completa y a un nivel amplio del tiempo y el espacio, tal y como la había planteado Marvel. 

La serie también es la antesala a la animada What if…?, en la que se comprenderá el verdadero impacto de las líneas de universos paralelos. Anunciada como un proyecto experimental, el programa contará las historias de varias realidades alternativas. Con Loki dejando claro cuál será el terreno en el que se lucharán las nuevas batallas, el show animado es también la primera prueba de esa posibilidad. 

Quantumania y tres hombres arañas para el repertorio

La fragmentación de la línea temporal central también tendrá consecuencias en otros dos de los grandes proyectos de Marvel. La primera de ellas: la tercera parte de Ant Man, a la que ya parece afectar las múltiples consecuencias de la serie Loki. Hace unos días, Corey Stoll fue confirmado como el nuevo como el villano de la película. Eso a pesar de que en la primera parte de la trilogía terminaba por desaparecer en el Universo cuántico.

Pero las reglas han cambiado en Marvel y Loki lo mostró de manera casi premonitoria. En su quinto capítulo, y en mitad de una escena central, pudo verse el casco de YellowJacket, como una especie de reliquia en mitad de El vacío. Como si eso no fuera suficiente, la serie abrió la discusión sobre dónde o cuándo podría encontrarse la TVA. Un tema que parece más que relacionado con el universo cuántico que explora Scott Lang y compañía. 

Pero la posibilidad que más ha entusiasmado a los fans es, por supuesto, la del spider verse, más cercano que nunca gracias a Loki. Después de meses de especulación sobre lo que podría ocurrir en Spider-Man: No Way Home, la llegada del multiverso aclara las cosas. O al menos abre las puertas a que el insistente rumor de la inclusión de varias versiones de Peter Parker en la trama sean reales. La película, que llegará el 17 de diciembre del 2022 al cine, también estará conectada a la secuela del Doctor Strange. 

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas. Incluye acceso ilimitado a todos los estrenos y a Star. También podrás ver el contenido de Marvel y Star Wars y las grandes películas de animación de Pixar.

Pero lo que es más importante aún: ambas películas jugarán con las mismas reglas. Y lo harán por la posibilidad de usar el multiverso como un amplio terreno para sus personajes. Para la tercera de Spider-Man están confirmadas las actuaciones de Alfred Molina como Otto Octavius ​ y Jamie Foxx como Electro. Hasta ahora, ninguna de las dos películas formaban parte del canon principal de Marvel. Pero el multiverso hace posible que lo sean. 

De modo que Loki, con apenas seis capítulos es, la caja de instrucciones de la Fase 4 de Marvel.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.