Virgin Galactic ha dado un paso muy importante en la carrera de los vuelos espaciales turísticos, pero no se conforma. La compañía acaba de enviar al filo del espacio a su fundador, Richard Branson, y pretende que el público tenga la misma oportunidad. Sin embargo, también tiene una lista de espera con ilustres pasajeros, como es el caso de Elon Musk.

Según confirmó la propia firma de vuelos comerciales al espacio a The Wall Street Journal, el CEO de Tesla y SpaceX ya adquirió un ticket para subirse a la nave SpaceShipTwo. De acuerdo con Virgin Galactic, los pasajes se venden a razón de 250 mil dólares cada uno. Esto le ha significado ingresos por $80 millones de dólares a la compañía de Richard Branson, entre ventas y depósitos.

Tomando en cuenta el impacto que genera Elon Musk sobre todo lo que toca, no sería raro que la novedad dispare el interés por los vuelos suborbitales de Virgin Galactic. Todavía no se sabe cuándo viajará al espacio el empresario estadounidense, pero ya se especula con que podría compartir la cabina con Branson.

Previo a su viaje al filo del espacio, el fundador de Virgin Galactic brindó una entrevista al periódico británico The Times en el que se refirió a su relación con Elon Musk. Para Branson es "un amigo", e incluso asegura que también piensa en subirse a una nave de SpaceX en el futuro. Pero como si esto fuese poco, tuiteó una imagen junto al CEO de Tesla antes de embarcarse en la SpaceShipTwo.

Elon Musk ve gran potencial en los vuelos suborbitales de Virgin Galactic

La carrera por los vuelos comerciales al espacio está en uno de sus momentos más interesantes. No solamente se trata de una competencia por medir la tecnología desarrollada por cada compañía, sino que también es una lucha entre multimillonarios. En el caso de Virgin Galactic, el cruce directo es con Jeff Bezos y Blue Origin.

Richard Branson se refirió a Elon Musk como "un amigo"

La amistad y el buen trato entre Elon Musk y Richard Branson podrían considerarse una rareza en este negocio. Sin embargo, es necesario comprender que sus compañías no son competidoras directas. Si bien SpaceX también tiene planes de turismo espacial, son muy diferentes a la propuesta de Virgin Galactic y la SpaceShipTwo.

Por lo pronto, es evidente que Elon Musk ve y reconoce un gran potencial en los vuelos suborbitales de Virgin Galactic. Habrá que ver cómo la compañía saca provecho de una hipotética foto entre dos de los ejecutivos más importantes del mundo viajando juntos al espacio, y cumpliendo el sueño que hasta ahora muy pocos han alcanzado.