Zoom es una de las plataformas para videollamadas de referencia en todo el mundo, y promete sumar una función clave en un futuro no muy lejano: soporte para traducción en múltiples idiomas, en tiempo real. Para conseguirlo, la compañía detrás del servicio anunció la compra de Kites GmbH, una startup alemana.

En su anuncio, Zoom destacó a Kites como una firma dedicada al "desarrollo de soluciones de traducción automática en tiempo real". La misma se fundó en 2015 con el trabajo de los doctores Alex Waibel y Sebastian Stüker, del Instituto Tecnológico de Karlsruhe. Con la adquisición, la empresa queda bajo la órbita del servicio de comunicaciones y se convierte en un recurso importante, tanto técnico como humano.

Lo realmente interesante aquí es que Zoom da un paso al frente para brindar una característica con un potencial de aplicación realmente destacado. La traducción en múltiples idiomas y en tiempo real es una función que puede marcar un antes y un después para el servicio. Y la compañía no quiere desaprovechar la oportunidad, en especial por su capacidad de adopción en entornos laborales y educativos.

El equipo de Kites, conformado por 12 científicos investigadores, se unirá a los ingenieros de Zoom para avanzar en el campo de las traducciones automáticas. El objetivo de la plataforma es brindar una herramienta más para "mejorar la productividad y la eficiencia" durante las reuniones.

Zoom suma tecnología para brindar traducciones automáticas en tiempo real

Foto por Compare Fibre en Unsplash

Si Zoom logra aplicar correctamente la tecnología de Kites en su servicio, puede conseguir una ventaja muy relevante en comparación con sus competidores. En un mercado donde aparecen cada vez más soluciones destinadas a videollamadas o videoconferencias, la superioridad técnica marca la diferencia.

De hecho, el campo de las traducciones automáticas en tiempo real todavía no ha tenido un amplio dominador. Es cierto que algunas compañías desarrollaron tecnologías relacionadas, pero su aplicación no es sencilla. Esto se debe a un motivo lógico: no todas las personas hablan de la misma forma. Por ende, cada individuo tiene un tono de voz, un ritmo de habla y un acento diferente que hacen que la traducción no siempre sea fiel a lo que realmente se dice. Zoom tendrá una interesante montaña por escalar, en la búsqueda de hacer la diferencia frente a la competencia.

Según ZDNet, Kites asegura que su tecnología es capaz de brindar traducción espontánea del lenguaje hablado, con latencia mínima y precisión máxima. Al traducir una conversación, la empresa afirma que la tasa de error de su sistema es del 5%. Esto implicaría un mejor registro en comparación con la traducción humana, cuya tasa de error sería de 5,5%.

¿Podrá Zoom sacarle verdadero provecho a esta futura característica? Si lo consigue, tiene el potencial de inclinar definitivamente la balanza a su favor en el mundo del estudio o el trabajo a distancia.