A falta de lo que digan los reguladores, es oficial. Esta semana Amazon anunció que había llegado a un acuerdo con MGM Holdings para adquirir el conglomerado heredero de una de las marcas más importantes de la industria del cine. El precio, 8.500 millones de dólares.

MGM, además de ser la casa de James Bond, de Rocky o de El silencio de los corderos tiene una historia de casi un siglo que convierte el rugido del león de su logo en un sinónimo de CINE, en mayúsculas.

Tecnológicas comprando estudios: se abre la veda

El estudio llevaba años sin pasar por sus mejores momentos -de hecho, la adquisición incluye su deuda-, pero puede marcar un antes y un después por un hecho fundamental: es la primera gran adquisición de una (en su día) majors históricas del cine por parte de una tecnológica. Había habido acercamientos, como los acuerdos entre Apple para mostrar en Apple TV+ películas de Sony, o el acuerdo también reciente de Sony con Netflix primero y Disney Plus después para exhibir sus películas en streaming, pero nada como esto.

Con la compra de MGM por parte de Amazon, el mercado del streaming entra en una nueva fase: los servicios de streaming compran estudios directamente

Son tiempos de concentración en toda la industria. Del acuerdo de Disney para la compra de FOX, al de AT&T con Time Warner un año antes, en 2018, o de Viacom y CBS con la Paramount de por medio. Pero ahora esa concentración se está haciendo aún más compacta. Solo una semana antes del anuncio de Amazon, conocíamos que AT&T planeaba fusionar con Discovery sus activos de Timer Warner para potenciar el streaming con HBO Max y Discovery Plus. En gran medida, todo se resume en que los estudios que no cuentan en sus holdings con una plataforma de streaming, están buscando con cuál asociarse para no perderse el trasvase de ventanas que se está dando de las salas a las plataformas OTT.

¿Cómo puede afectar esto a la industria del streaming y del cine en general?

Amazon a la caza del león (¿y de Netflix?)

Amazon lleva años trabajando sus contenidos para Prime Video con una importante inversión que, no obstante, no parecía estar teniendo el calado de las producciones originales de, por ejemplo, Netflix.

De ahí que parte de su estrategia se haya centrado en los últimos años en los deportes, con acuerdos para transmitir la NFL o los documentales deportivos que podemos ver prácticamente cada mes con una novedad en España. En total, el año pasado se gastó en generar contenido propio 7.000 millones de dólares (por los 15.000 de Netflix).

Pero hasta ahora Prime Video había sido un ‘agregado’ de la oferta de todo el conglomerado Prime. De hecho, cuesta pensar que de los 200 millones de clientes que pagan por Prime una suma importante sea un consumidor habitual de Prime Video. De serlo, solo por cifras, Amazon estaría en la terna con Disney Plus (100 millones de suscriptores) y Netflix (208), pero la compañía liderada hasta ahora por Jeff Bezos -como es común en el sector- es parco a la hora de dar cifras de visionados.

Prime Video era, por lo tanto, hasta ahora un añadido, algo que podría cambiar con la adquisición de MGM. O quizá no tanto.

La compra de MGM por parte de Amazon es su segunda mayor tras la adquisición de Whole Foods en 2017 por 13.700 millones. La transacción incluye una biblioteca de más de 4.000 películas y 17.000 episodios de televisión. La joya de la corona de MGM son por supuesto las 25 películas de James Bond, aunque el acuerdo con los co-productores puede hacer que nos sea tan sencillo que se produzcan nuevas películas de forma inmediata. Es uno de los muchos interrogantes que hay por despejar.

Y a la caza del contenido original

En cualquier caso, la apuesta es rotunda. Prime Video es según ReelGood la plataforma con más contenido de todas, pero su número de originales es menor en comparación a Netflix, Disney Plus o HBO Max. Hace unos años esto era lo habitual, hasta que la atomización de plataformas hizo que todas siguieran el modelo de Netflix de crear su propio contenido. Sin él, la ‘vuelta a casa’ de las producciones de Disney en su plataforma, o de las de Warner en HBO Max, la habría dejado sin fondo de armario.

Amazon ya entró en este juego por ejemplo con la premiada Manchester frente al mar, y lo ha seguido hasta la actualidad con Sound of metal o emitiendo en exclusiva la secuela de Borat. Con la compra de MGM por parte de Amazon, esta lucha entra en una nueva fase: los servicios de streaming compran estudios directamente.

Prueba Amazon Prime Video totalmente gratis durante 30 días y disfruta del catálogo completo de la plataforma sin límites. Solo con darte de alta tendrás acceso instantáneo a las mejores películas y series, además de envíos gratis en Amazon y otras ventajas..

“Es más fácil para Amazon rebuscar en los cojines del sofá para comprar MGM y sus 4.000 películas y 17.000 programas de televisión que para la empresa intentar lanzar un nuevo estudio con el mismo peso, especialmente teniendo en cuenta lo accidentada que fue su experiencia al intentar hacer exactamente eso con los videojuegos”, comentaba al respecto la analista de medios Angela Watercutter en Wired.

"El verdadero valor es la compra de la propiedad intelectual de MGM"

Mike Hopkins, el director de Amazon Studios, lo dejaba claro en el comunicado oficial: “el verdadero valor financiero detrás de este acuerdo es el tesoro de la propiedad intelectual en el profundo catálogo [de MGM]” y señalando que Amazon tiene planes para desarrollar esa propiedad intelectual para futuros proyectos; algo a lo que se suma su enorme apuesta con la serie de El Señor de los Anillos, que prevé ser la más cara de la historia.

El acuerdo, no obstante, podría provocar que otros actores con plataformas OTT empiecen a cerrar acuerdos con los pocos pero pequeños estudios independientes que quedan por ahí sin una plataforma asociada. El streaming, y las tecnológicas tras ellas, en definitiva, fagocitando el cine.

Amazon también tiene una clara ventaja sobre sus competidores en el sentido de que el streaming no es su única fuente de ingresos, ni siquiera el foco principal de su oferta de suscripción. Prime Video sigue siendo un buen extra cuando se paga por un año de envíos rápidos. Amazon no necesita tener la mejor biblioteca de películas y televisión de prestigio; solo necesita dar a los clientes una razón más para no cancelar Prime. El catálogo antiguo de películas de James Bond podría ser precisamente eso. Y ese fondo de catálogo puede ser la piedra de toque para que, si mantiene un precio contenido, marque la diferencia cuando alguien decida si mantiene la suscripción a Prime o a Netflix.

Series que vienen y van: el catálogo de Hulu, HBO o Netflix podría cambiar en favor de Prime Video

El cambio también podría suponer un baile de producciones en varios mercados. En España, por ejemplo, MGM tiene su fondo de catálogo clásico en Filmin, que por ahora continuará, pero en el aire queda ver qué pasará con series como El Cuento de la Criada, producida por MGM y emitida en Hulu en Estados Unidos y en HBO en España.

A medida que los productos de MGM comienzan a migrar a Amazon, se plantean interrogantes sobre las series que actualmente se transmiten en las plataformas rivales. Hay también dudas sobre producciones futuras. Vikings: Valhalla está prevista para Netflix, y la serie de televisión de Willow se estrenará en Disney Plus en 2022, también fue distribuida en su fecha por MGM.

El destino de las nuevas adquisiciones de Amazon que actualmente se emiten en Netflix, Disney Plus, Hulu, etc. no solo es complicado, sino que cambia caso por caso en función de cuando esos derechos expiren.

Hay una sensación de incógnita en torno al futuro de las propiedades de MGM que ahora caen bajo el paraguas de Amazon. El modelo de distribución en streaming está todavía en su relativa infancia, y las empresas como Amazon que adquieren grandes estudios de Hollywood eran algo inaudito hasta ahora. El acuerdo con MGM representa un terreno inexplorado, y las ramificaciones que vengan después habrá que ir descubriéndolas con el tiempo.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.