TCL llegó a España hace unos meses dispuesta a hacerse un hueco en el mercado. No sólo de la telefonía, sino también en el mundo de los televisores, equipos de sonido o wearables. En la parte de smartphones, su estrategia parece pasar por vender teléfonos a precios bastante asequibles que, sin alardear de grandísimas prestaciones, ofrece algunas cosas bastante aceptables.

El TCL 20 SE, la segunda familia en llegar al mercado español tras el TCL 10, lo hace con un precio muy atractivo de tan sólo 150 euros, un terminal que, de iniciar una buena estrategia de márketing y posicionamiento de la marca en el sector, puede llevarse muchos usuarios que ahora mismo caen en otros modelos de Xiaomi o realme.

Un teléfono asequible pero muy decente

Para empezar, en el apartado estético, vemos una pantalla en la que TCL ha puesto especial dedicación y donde se nota su trayectoria y experiencia en la fabricación de pantallas de gran tamaño, principalmente televisores. En concreto tenemos una pantalla de de 6,82 pulgadas con la tecnología la tecnología NXTVISION que, entre otras cosas, ayuda a que las imágenes y los efectos en los vídeos se vean de una manera más viva y natural

Notaremos también los esfuerzos realizados en la pantalla a la hora de visualizar contenido en vídeo ya que es capaz de pasar de SDR a HDR. Además incluye un modo de Confort Ocular que reduce la fatiga durante largos periodos de tiempo. 

A la pantalla se le une un sistema de altavoces dobles con certificación Hi-Res que ofrecen una buena calidad de sonido en estéreo. Además, gracias a su disposición, no afecta la manera en la que sostenemos el teléfono, pudiendo bloquear con la mano la salida de audio. 

Una gran batería con capacidad de carga inversa

La batería es otro de los aspectos que destaca en este TCL 20 SE. Por un lado, su capacidad, con 5.000 mAh que se puede aprovechar para cargar otro dispositivo gracias a su sistema de carga inversa OTG. No es carga inalámbrica, que sería algo que exigiría subir el precio del teléfono, pero nos ayudará a salir de más de un apuro aprovechando la capacidad de la batería. 

En cuanto a la cámara, aunque no se puede esperar grandes resultados en un terminal de este rango. Monta un módulo cuádruple con un sensor principal de 16MP, un gran angular, un macro y un sensor que mide la profundidad para mejorar los efectos retrato. 

Memoria ampliable hasta los 256GB

Para terminar, dos aspectos también importantes. El primero es la elección del procesador, determinante para un rendimiento fluido y que afecta en el precio del terminal. En este caso, TCL ha apostado por Qualcomm 460, un procesador que, sin más, ofrece un rendimiento aceptable aunque se ve seriamente comprometido en tareas de mucha exigencia. En cuanto a configuración, sólo se vende el modelo de 4GB y 64GB de almacenamiento, si bien puede ampliarse mediante una SD hasta los 256 GB.

Por último, en el aspecto de seguridad, el TCL 20 SE incluye dos sistemas de desbloqueo del terminal, uno facial y otro de huella. No esperemos depositar todas nuestras esperanzas en estos dos sistemas ya que sólo analizan parámetros sencillos, sobre todo el facial, pero sí es realmente cómodo para el día a día.

Por un precio de partida de 150 euros, no se puede pedir mucho más. De hecho, lo que ofrece es bastante aceptable.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.