Las rarezas del MWC 2019: desde smartphones de muñeca a teléfonos de medio kilo o vacas enfermas

El MWC presenta cada año buena parte de las novedades de la industria móvil. Sin embargo, hay mucho producto teledirigido a sorprender, llamar la atención o a solucionar problemas que no sabías que existían –probablemente porque algunos de ellos directamente no existen–.

Por y – Feb 28, 2019 - 14:03 (CET)

El Mobile World Congress de Barcelona, como mayor feria de tecnología móvil a nivel mundial, se caracteriza por ser el escenario elegido por muchos de los principales fabricantes para presentar sus nuevos terminales ante miles de personas. Desde Huawei hasta LG, pasando por Nokia o Microsoft, todos quieren tener algo que decir en los pabellones de la Fira.

Sin embargo, hay otros productos que no se pueden enmarcar dentro de los anuncios tradicionales, bien sea porque pasan más desapercibidos o porque la tecnología que incorporan trae consigo un notable ingrediente sorpresivo. Es el caso de los que recopilamos en este artículo, donde cada uno, a su manera, son ciertamente peculiares.

Nubia Alpha

Aunque lo parezca, no se trata de una pulsera, sino de un smartphone. Nubia ha presentado uno de esos conceptos que no por alocados dejan de contar con cierto atractivo. En un MWC 2019 en el que las pantallas plegables han sido uno de los temas más comentados, este fabricante apuesta por un panel también amoldado a las necesidades del dispositivo, pero siendo en esta ocasión alrededor de la muñeca y no como un teléfono inteligente tradicional.

Con él se pueden desde realizar llamadas o consultar aplicaciones hasta tomar fotografías con su cámara integrada, ofreciendo un rango de posibilidades como nunca antes en un dispositivo de esta índole. Lo más interesante es su sistema de control por gestos en el aire, haciendo que no sea necesario tocar físicamente el terminal para poder navegar entre sus pantallas.

El Hub 5G de HTC

No se trata de un hotspot 5G como cualquier otro MiFi de datos. Este pequeño dispositivo de HTC pesa unos 320 gramos e incluye una batería de 7.660 mAh de batería a través de la cual también podemos cargar el móvil por USB C. En él vemos un procesador Snapdragon 855, 4 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento y el módem Snapdragon X50v2. Con él, hasta 20 usuarios pueden hacer uso del 5G en movilidad a través de WiFi –que llega hasta la versión 6–, o bien conectarlo en casa como si de un Echo Show se tratara gracias a su pantalla 720p y Android 9.

Imagen: David Ortiz.

Imagen: David Ortiz.

Todo se pliega

Además de los grandes anuncios de Samsung con su Galaxy Fold y Huawei con su Mate X, otros fabricantes menos conocidos también han mostrado –vitrina mediante– sus conceptos plegables. En el caso de la también asiática TLC, estos se componen de una variada gama de terminales que se pliegan de distintas maneras y por diferentes lugares.

Imagen: Luis del Barco.

Imagen: Luis del Barco.

La batería con móvil incorporado

Se llama Power Max P18K Pop y es de Energizer. Todas estas palabras tienen una razón de ser, por supuesto. Es un teléfono de casi dos centímetros de grosor –18 mm–, para dar cabida a su batería de 18.000 mAh. O lo que es lo mismo: casi seis veces un teléfono convencional. Con una cámara telescópica, este móvil es de frente todo pantalla y de lado todo monstruosidad. Por lo demás, un chip Mediatek, 6 GB de RAM y 128 GB de memoria interna completan esta batería con pantalla.

Sin duda ha sido uno de los dispositivos que más atención ha recibido durante esta edición del Mobile World Congress, la nota discordante entre un mar de 5G y vitrinas con teléfonos plegables.

Imagen: David Ortiz.

El smartphone proyector

La firma francesa Thomson ha mostrado también durante la feria barcelonesa su V-6004G, un terminal con una pantalla de 5,99 pulgadas, 4 o 6 GB de RAM, 64 o 128 GB de almacenamiento interno –según el modelo–, 4.000 mAh de batería y el procesador MT6750 de MediaTek. Lo más interesante, sin embargo, se encuentra en la parte superior del marco.

Imagen: Luis del Barco.

Imagen: Luis del Barco.

En él encontramos un pequeño cristal que supone la antesala del proyector incorporado en este terminal, con el cual es posible reproducir contendido en HD en cualquier tipo de superficie. Tiene dos aspectos clave: por una parte, dispone de una autonomía de 4 horas utilizando el modo de proyección; por otra, cuenta con un sistema que ajusta la imagen proyectada para corregir la distorsión resultante de no tener el dispositivo en una superficie plana. De esta manera, la imagen resultante siempre guardará las proporciones estándar. Tiene una distancia máxima de proyección de 1,4 metros, alcanzando unas 55 pulgadas.

El ganado, antes de perderlo

Caterpilar lleva unos cuantos años ya construyendo su línea Cat de teléfonos rugerizados. Resistentes a los golpes y a los elementos, se han ido convirtiendo en los dispositivos predilectos para cualquier lugar hostil, desde la construcción a la agricultura. Pero ya no son sólo eso, sino que ahora incorporan, y cada vez más múltiples herramientas en su interior. En el Cat S61 son tres:

  • Un sensor láser con el que podemos medir distancias de hasta 8 metros con tan solo apuntar a ellas.
  • Un sensor de partículas con el que podemos medir la calidad del aire, detectando si hay una cantidad de aerosoles por encima de lo deseable.
  • Un sensor térmico con multitud de usos, como la detección de fugas y detección precoz de enfermedades en el ganado, por ejemplo. En la demo que realizaba la marca allí, nos enseñaba como una zona brillante –caliente, desde las patas, detrás de las orejas o las ubres– de una vaca se puede relacionar con distintos tipos de enfermedades mas bien comunes.

Imagen: David Ortiz.

Los robots músicos de ZTE

Sea la hora que sea, pasar por el stand de ZTE en el MWC 2019 garantiza encontrarse siempre a un notable grupo de personas congregadas alrededor de los robots músicos que la marca asiática ha montado en un lateral de su zona reservada dentro de la feria. Aunque en realidad no tocan ellos, sino que es una melodía pregrabada, es un espectáculo divertido de presenciar.

Imagen: Luis del Barco.

Billetes que vuelan

Por alguna razón, uno de los reclamos recurrentes en la feria fueron las máquinas lanzadoras de billetes. En al menos un par de stands vimos estas cabinas que hacían volar billetes –del Monopoly, eso sí– para que el interesado pudiera lanzarse a capturar unos cuantos en pleno vuelo. En la imagen, la marca al menos está relacionada directamente con lo que publicitan. Calldorado es un servicio que ayuda a monetizar las aplicaciones, o visto de otra forma: a atrapar billetes.

Imagen: David Ortiz.

Carga inalámbrica pierna-smartphone

Durante toda la feria, entre varios de los halls del recinto podíamos encontrar unas cuantas bicicletas estáticas. ¿Su función? Cargar tu móvil de forma inalámbrica con energía directamente extraída de tu glucógeno muscular.

Imagen: David Ortiz.
Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.