Los robots de Boston Dynamics son motivo de admiración a nivel global por su capacidad de realizar todo tipo de tareas. Algunas más glamorosas que otras, claro está. Pero ninguna otra creación de la compañía logró tanto reconocimiento internacional como el perro robot Spot. Sin embargo, no son todas buenas noticias para este dispositivo, ya que su carrera como policía finalizó abruptamente.

El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) anunció que no continuará utilizando al perro robot de Boston Dynamics en sus operativos. Según publicó The New York Times, la recepción negativa del público frente a Digidog, nombre elegido por la fuerza policial para Spot, fue clave para terminar el experimento.

El subcomisionado de Inteligencia y Antiterrorismo de la policía neoyorquina, John Miller, confirmó que el perro robot volverá a manos sus creadores. De esta manera, quedará sin efecto el contrato de arrendamiento firmado hasta agosto a cambio de 94 mil dólares.

¿Por qué falló el uso policial del perro robot de Boston Dynamics?

El Departamento de Policía de Nueva York implementó a Digidog con el objetivo de probar sus capacidades en tareas de vigilancia y acompañamiento. El perro robot fue desplegado junto a oficiales humanos durante allanamientos en Manhattan y el Bronx, equipado con cámaras, sirena y altavoz.

El problema, según las autoridades policiales, fue la reacción negativa que el dispositivo generó en los ciudadanos. Según Miller, el perro robot se volvió "blanco de personas que lo utilizaban como pretexto para alimentar discusiones sobre cuestiones de raza y vigilancia".

Por otra parte, The New York Times indicó que muchos civiles vieron a Digidog como un emblema de la agresividad policial al tratar con comunidades pobres. Lo cierto es que los días de Spot sirviendo a las fuerzas de seguridad se han terminado, al menos en la Gran Manzana.

La decisión de prescindir del perro robot en la Policía de Nueva York fue un alivio para las más importantes esferas políticas. Bill Neidhardt, portavoz del alcalde Bill de Blasio, dijo que el dispositivo era "espeluznante y alienante", y que enviaba un mensaje equivocado a los neoyorquinos. El concejal demócrata Ben Kallos también fue crítico de la adopción de Spot y aseguró que su uso representaba la "militarización de la policía".

Desde Boston Dynamics, en tanto, prefirieron distanciarse de cualquier posibilidad de uso violento de sus creaciones. La compañía remarcó que sus robots "no fueron diseñados para ser utilizados como armas, infligir daño, o intimidar a personas o animales".

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.