Después de un par de años de pruebas y constantes mejoras, finalmente Boston Dynamics comenzará la venta de Spot, el perro robot que ha sorprendido a todo internet. Sin embargo, te tenemos una mala noticia si lo veías jugar con tu mascota real en el jardín. No encontrarás un botón de "Agregar al carrito" en la web del fabricante. No es una venta pública.

Es necesario que los interesados se pongan en contacto con la empresa para obtener más información e iniciar el proceso de compra. Spot no es un producto dirigido a cualquier consumidor, sino a compañías que requieren sus capacidades en actividades especiales. De hecho, Boston Dynamics no ha revelado el precio del robot públicamente, aunque suponemos que no será nada barato.

Spot puede comportarse, hasta cierto punto, como un perro real. Es autónomo y tiene la capacidad de ir hacia los lugares que le indiques y adaptarse a diferentes tipos de terreno. Si bien puede evitar obstáculos y mantener el equilibrio con gran habilidad, integra un sistema para levantarse automáticamente en caso de caer. Si ocurre esto último, no habrá necesidad de acariciarlo para que supere el inconveniente.

Boston Dynamics ha dejado claro que las empresas pueden intercambiar las habilidades de Spot, pues es posible agregar módulos de hardware adicional, principalmente sensores con funciones específicas. Por ejemplo, uno de esos accesorios es un LIDAR —tecnología usada en coches autónomos—, el cual le permite realizar mapas tridimensionales de interiores.

Además, es resistente al agua con clasificación IP54 —no, no puede nadar— y su espalda resiste una carga máxima de 13 kilogramos. Respecto a su autonomía, la empresa promete una autonomía de hasta 90 minutos. No obstante, es posible cambiar su batería de manera sencilla para afrontar tareas más largas. Para finalizar, el robot alcanza una velocidad máxima de 4,8 k/h y, aunque no lo creas, sabe bailar al ritmo de Uptown Funk de Bruno Mars.