La película de Armageddon es otra muestra de nuestros más profundos miedos: que un día llegue un asteroide tan peligroso que acabe con la vida en la Tierra tal y como la conocemos. Porque eso fue lo que pasó con los dinosaurios. Por este motivo, las agencias espaciales detectan y analizan meteoritos potencialmente peligrosos. Además de las misiones DART y Hera, de la NASA y de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), para conocer mejor cómo desviar estos objetos; también necesitamos otras herramientas. La red de telescopios Flyeye será un instrumento absolutamente necesario en la búsqueda de nuevos asteroides potencialmente peligrosos para la vida en este planeta.

Esta misma semana el último telescopio ha visto la primera luz, es decir, se ha usado por primera vez, según ha explicado la ESA en un comunicado de prensa. El telescopio TBT2, como ha sido llamado, se encuentra en el Observatorio de La Silla del Observatorio Europeo Austral (ESO) en Chile. Este telescopio no está solo para buscar asteroides peligrosos para la Tierra. Junto a él trabaja otro instrumento idéntico situado en la Estación de Seguimiento de Satélites de Espacio Profundo de Cebreros, según señala la agencia espacial.

"El proyecto es un banco de pruebas para demostrar las capacidades necesarias para detectar y realizar observaciones de seguimiento de objetos cercanos a la Tierra de forma eficiente", afirma en el comunicado Clemens Heese; jefe de la sección de tecnologías ópticas de la ESA y líder del proyecto TBT. "Aunque los telescopios en sí tengan un diseño bastante estándar, nos permitirán desarrollar y probar algoritmos; operaciones remotas y técnicas de procesamiento de datos que nuestra futura red de telescopios Flyeye utilizará para llevar a cabo estudios nocturnos automatizados de todo el cielo".

Asteroides peligrosos

"El proyecto es un banco de pruebas para demostrar las capacidades necesarias para detectar y realizar observaciones de seguimiento de objetos cercanos a la Tierra de forma eficiente"

Clemens Heese, jefe de la sección de tecnologías ópticas de la ESA y líder del proyecto TBT.

Los asteroides más peligrosos para la vida son también los más grandes. Y son justamente los más fáciles de detectar debido a su gran tamaño. Por este motivo, en principio podemos estar tranquilos. Por un lado, porque las agencias espaciales como la ESA o la NASA ya están vigilando el cielo y catalogando los objetos que encuentran, prestando especial atención a los que pueden chocar contra la Tierra. Y, por otro, porque los veríamos llegar con un poco de margen y podríamos actuar.

Eso no quiere decir que estemos libres de los peores meteoritos. Por eso mismo, redes de telescopio como estas pueden ayudarnos a encontrar otros objetos que puedan ser peligrosos para la vida tal y como la conocemos. Ya hemos visto que los objetos interestelares, aunque raros, son un poco más frecuentes de lo que creíamos. De hecho, se habla de que hasta 7 objetos interestelares visitan el sistema solar cada año. Eso podría ser un problema. O no, ya que estamos empezando a desarrollar estrategias para conocer qué puede ser un peligro y poner remedio.

Películas como Armageddon o Deep Impact o series como Salvation han hablado sobre la posibilidad de que un asteroide peligroso impacte contra la Tierra. Pero podemos estar preparados si seguimos investigando e invirtiendo en telescopios como los TBT de la ESA. Con estos nuevos telescopios no nos pillarán distraídos, eso seguro.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.