Volkswagen ha hecho una serie de importantes anuncios en relación a su estrategia de vehículos eléctricos para los próximos diez años. Todo a través de un evento llamado Power Day, centrado baterías y tecnología de carga.

El gigante alemán está adoptando cada vez mayores esfuerzos en relación a la electrificación de toda su flota. Las intenciones fueron bastante claras por parte de su CEO, Herbert Diess, quien meses atrás dio un golpe sobre la mesa explicando en una entrevista a Reuters que no quería convertirse en el Nokia de la industria automotriz.

Diess se refería al amargo destino que sufrió la que fue la mayor multinacional de telefonía del mundo, quienes tenían un dominio absoluto del mercado, hasta que llegó Apple y el iPhone, que cambió por completo el panorama. Nokia, lejos de reaccionar a tiempo, se durmió en sus laureles y pocos años más tarde, tuvieron que ser adquiridos por Microsoft por una cifra mínima y muy alejada a las valoraciones en sus mejores tiempos.

"La movilidad eléctrica se ha convertido en nuestro negocio principal. Queremos asegurarnos ser los primeros a largo plazo en la carrera por fabricar la mejor batería y conseguir la mejor experiencia de usuario en la era de la movilidad de cero emisiones"

Herbert Diess

Ahora, por medio de este Power Day, ofrecen una detallada hoja de ruta para la próxima década con algunos anuncios bastante interesantes que demuestran que Volkswagen definitivamente va en serio con la movilidad eléctrica.

De unas declaraciones hechas a inicios e 2020, que parecían más un mensaje interno a todos sus empleados, pasamos a una nueva estrategia profunda para los próximos diez años que pretende crear una base de crecimiento bajo dos ejes fundamentales.

  1. Multiplicar exponencialmente la fabricación de baterías para suplir la demanda a futuro, a precios cada vez más bajos.
  2. Impulsar una verdadera red de carga rápida en Europa, Estados Unidos y China que elimine de una vez por todas cualquier miedo de quedarte a mitaad de camino por no poder repostar
Herbert Diess, Presidente del Grupo Volkswagen

Seis gigafábricas de baterías de Volkswagen en Europa

El primer y más importante anuncio es la creación de seis gigafábricas de baterías en Europa. Se espera que una de ellas esté en España. Combinadas tendrán una capacidad anual de 240 GWh en 2030. Las dos primeras operarán en Skellefteå, Suecia y en Salzgitter, Alemania. Esta última, además, estará enfocada en la investigación y desarrollo de procesos de fabricación de celdas y su diseño.

Volkswagen pretende simplificar el desarrollo de baterías lo más posible. Es una tendencia natural que estamos viendo en prácticamente todos los fabricantes grandes de vehículos eléctricos. Más baterías, que contaminen menos, más baratas de producir y cada vez por menor costo.

Apostarán por celdas de diseño prismático unificado. El objetivo es que el 80% de todos los vehículos fabricados a inicios de la próxima década tengan estas nuevas baterías. Se fabricarán en cinco de las seis instalaciones europeas.

Utilizarán tres tipos distintos de cátodos en sus celdas de diseño unificado. Litio-ferrofosfato para vehículos económicos, manganeso para modelos de gran volumen y niquel, cobalto y manganeso en su gama premium.

La compañía pretende reducir significativamente el costo de fabricación de sus baterías, muy por debajo de los 100 euros por kWh. Las disminuciones varían dependiendo del tipo de batería:

  • -50% en baterías de litio-ferrofosfato.
  • -30% en baterías ricas en manganeso.

La teoría dice que los vehículos eléctricos con baterías de costo de fabricación menor a los 100 dólares por kWh se acercan a sus equivalentes en motores de combustión interna. Toda la industria, pero sobre todo Tesla o BYD entraron a esta carrera, a la que ahora se une Volkswagen.

Volkswagen compra parte de Northvolt

Además, Volkswagen ha anunciado la compra de baterías por un valor de 14.000 millones de dólares a Northvolt para los próximos diez años. La compañía sueca se encargará de fabricarlas en sus propias plantas.

Volkswagen además compra la división de Northvolt Zwei, el proyecto conjunto entre las dos compañías, e incrementan su inversión en Northvolt.

El movimiento tiene sentido bajo la estrategia de Volkswagen de construir sus propias fábricas de baterías en Europa. De esa forma obtienen aún más control de toda la cadena de valor y aplican toda su inteligencia de producción en masa.

Expansión de la red de carga rápida en Europa, incluyendo España con Iberdrola

Foto por Rathaphon Nanthapreecha

El grupo pretende instalar 18.000 puntos de carga públicos antes que acabe 2025. Lo hará de la mano de algunos de sus socios estratégicos. "Lo haremos por medio de una serie de acuerdos adicionales a nuestro acuerdo conjunto con IONITY", explican en un comunicado oficial.

Volkswagen quiere establecer unos 8.000 puntos de carga rápidos en todo Europa junto a BP. Tendrán potencias de hasta 150 kW en corriente continua. Estarán presentes en 4.000 estaciones de servicio de la compañía británica y de ARAL. Como es de esperar, la mayoría estarán ubicados en Reino Unido y Alemania.

En el caso de España, Volkswagen ha anunciado un acuerdo con Iberdrola que adoptará una estrategia similar, montando puntos de carga en estaciones de servicio ubicados en rutas importantes dentro del país. En Italia harán lo mismo pero de la mano de Enel. La inversión total será de unos 400 millones de euros.

También anuncian iniciativas de expansión de puntos eléctricos en Estados Unidos por medio de Electrify America, unas 3.500 estaciones de carga adicionales antes que acabe 2021. En China pretenden incrementar la carga rápida en el país con 17.000 puntos antes de 2025 por medio de un acuerdo conjunto con CAMS.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.