¿Es tan bueno el Snyder Cut de La Liga de la Justicia como insisten los fans de Snyder? En realidad, el corte del director de una de las películas más criticadas del 2017 es también una reivindicación a su estilo y forma de contar historias.

La producción de cuatro horas de duración es una celebración a su particular visión épica sobre los personajes de DC. Y aunque es indudable que la revisión de Snyder de la obra revitalizó el guion y le brindó coherencia, hay algunas cosas que todavía desconciertan.

Te dejamos a continuación cinco preguntas que Snyder debería responder (y no lo hace) en el Snyder Cut:

El mundo de las Amazonas en el ‘Snyder Cut’ de ‘La Liga de la Justicia’

Warner Bros.

Hasta ahora, las habitantes de Themyscira han sido un punto de debate de considerable importancia en el mundo DC. En especial, después de que Patty Jenkins se tomara una gran cantidad de molestias para crear personajes ricos y tridimensionales para su isla mítica.

Si en Wonder Woman (2017) eran un símbolo de considerable fortaleza, en la Liga de la Justicia del mismo año hubo modificaciones que enfurecieron a los fanáticos. El cambio de aspecto de las Amazonas con mucha más piel expuesta y enfocada en la belleza física de las Guerreras desvirtuó el trabajo de casting de Jenkins. Como si eso no fuera suficiente, hubo agregados innecesarios como acentos inexplicables en varios de los personajes. También un recorte de su protagonismo y una visión inexplicable sobre su comportamiento.

El Snyder Cut solucionó casi todos los problemas. Brindó una épica batalla de las Amazonas contra Steppenwolf y rescató la imagen poderosa de la isla. Pero algunos problemas de fondo siguieron allí. Por ejemplo, el nuevo atuendo de las Amazonas. ¿Fue al final decisión de Snyder el discutido traje de guerra de las Amazonas mostrado vientre y torso? 

Lo anterior puede parecer muy trivial hasta que se analiza todo lo que Patty Jenkins hizo para dotar de personalidad a la isla nativa de Diana Prince. Las Amazonas incluían un casting de sobrevivientes del cáncer, luchadoras y deportistas olímpicas. Como si eso no fuera suficiente, la directora batalló contra una historia de origen que incluía una violación masiva. Más allá de eso, el aspecto de las Amazonas estaba destinado a mostrar un tipo ancestral de poder. Por lo que los cambios (cualquiera) en el concepto sin duda fueron en detrimento de esa unidad temática. ¿Eran necesarios? 

Un Batman para todas las épocas

Warner Bros.

Uno de los personajes más criticados del universo cinematográfico expandido de DC ha sido el Batman de Ben Affleck. El debate comenzó casi desde el momento de su selección, con una considerable polémica a su alrededor del actor. Se le consideró muy viejo, corpulento, inexpresivo, poco carismático e incluso con “poca personalidad” para interpretar al hijo predilecto de Gotham. Aun así, al final la encarnación del hombre murciélago de Batman de Affleck resultó más que digna. E incluso llegó a decirse que fue de las pocas cosas rescatables en medio del escándalo de la Liga de la Justicia de 2017.

Por supuesto, Affleck regresó para el Snyder Cut y su presencia se incrementó en importancia y solidez. Del personaje confuso del corte de Whedon, Batman se transformó en un líder sólido y brillante. La película obtuvo considerable interés al momento de reformular su relación con el equipo. En especial, durante la batalla final en la que Batman debe aprender la gran lección del trabajo con un equipo formidable. Hasta aquí todo en orden, a no ser por una serie de problemas: el aspecto de Ben Affleck. 

Es evidente que debido al largo proceso de reshoots, edición y tomas requeridas para el Snyder Cut, hubo problemas para homogeneizar el aspecto de los personajes. Pero en el caso de Affleck es más evidente que nunca. El actor aparece pálido, bronceado, con mayor o menor peso. También con canas (o con mechones canosos) e incluso, en algunas escenas se aprecia la considerable diferencia temporal entre tomas. ¿Es relevante algo semejante? Lo es una obra de la envergadura del Snyder Cut. Y en especial, de la capacidad de Snyder para unificar la forma en que analiza visualmente a sus personajes. 

El aspecto de Batman, que puede parecer un detalle superficial en medio de todo los vaivenes fílmicos de la película, tiene importancia. Y lo es porque el líder del equipo podría haber mostrado quizás, el tránsito temporal. Pero Snyder solo decidió mostrarlo sin explicación alguna. 

El incómodo acento de Mera

Otro detalle al parecer sin importancia, pero que lo tiene. De hablar con un acento neutro o al menos reconociblemente norteamericano en el 2017, Mera regresó con un deficiente acento británico. De hecho, todos los hijos de Atlantis (excepto Aquaman) lo tienen. ¿Para qué? ¿Qué importancia fundamental podría significar un acento que además, la actriz no crea del todo bien y termina por ser paródico? 

Por supuesto, el personaje también sufrió los avatares de la vida de la actriz. Heard, que enfrenta el rechazo del público por su controversial comportamiento en el juicio de divorcio contra Jhonny Depp, es ahora mismo una figura incómoda. Tanto como para preguntarse si el regreso de Vulko sea una forma de brindar nuevo rostro a los Atlantes. La importancia del personaje de Heard fue reducida y solo en la secuencia del epílogo logra cierta relevancia. Pero en las pocas ocasiones que habla lo hace con un casi paródico acento que hace más inexplicable a su personaje. ¿Era necesario?

El coro noruego, ¿de verdad, Zack?

DC Entertainment

En una de las escenas más desconcertantes del Snyder Cut, los habitantes del pueblo que Arthur/Aquaman protege se reúnen para cantar. Lo hacen en una especie de coro de asombro sobrecogedor alrededor de la figura del Atlante, benefactor de la población. Ahora bien, aunque es un momento no sin cierta belleza, la gran pregunta es ¿era necesario?

¿Era necesario presentar a los habitantes de un pueblo con acceso a la televisión y otros medios como asombrados aldeanos alrededor de un héroe?¿Era necesario insistir en esa idea que los héroes son semidioses incomprensibles, a la vez que se les muestra en sus muy mundanos problemas? Quizás, en una época previa a The Boys (Garth Ennis), esta adoración semi mística habría tenido algún sentido. Pero Snyder parece no saber por cuál discurso decidirse. Y aunque es comprensible el sentido de lo épico, este coro de asombrados hombres y mujeres carece de lógica. 

De hecho, es una percepción bastante limitada de Snyder sobre la veneración. En Batman vs Superman hubo momentos idénticos y sin ningún sentido. Superman (Henry Cavill) rodeado de vecinos de un entorno urbano que asumen gestos de tribus aisladas. Superman apareciendo como una creación divina en mitad del cielo. Snyder deja claro que el último hijo de Krypton es una esfinge en la que puede verse reflejado el sentimiento de fervor inherente al ser humano. Mucho más que en las condiciones apropiadas, las capacidades de Superman pueden hacerle un dios. Sí, obviamente nos referimos a Injustice: Gods Among Us del 2013.

Sin duda, Snyder reflexiona sobre la necesidad del ser humano para creer y dejarse deslumbrar por el poder. Pero, ¿por qué hacerlo de una manera casi caricaturesca? El coro de voces que rodean a Aquaman en un mundo en el que Superman es real, es inaudito.

Sabemos que puede parecer insignificante y que en conjunto, es una escena hermosa. Ahora bien, la cuestión es que hablamos sobre el sentido de la épica de Snyder, sostén central de la película. Y aunque pueda parecer que el coro apuntala la percepción, en realidad, lo desvirtúa por completo. 

Los ojos de Steppenwolf 

El nuevo Steppenwolf regresa a la acción con un cuidadoso retoque digital. Su apariencia resulta asombrosa, desconcertante y tan poco humana como la de Darkseid, portentoso y cruel. Pero en el caso de Steppenwolf el update gráfico trajo unos sensibles ojos humanos que no añaden expresividad al personaje. En realidad, el detalle es tan discordante como para analizarse desde una percepción de la maldad y lo inhumano. 

El artista suizo H.R Giger solía decir que una criatura sin ojos es por completo aterrorizante y desoladora. Por ese motivo, el diseño para la criatura alienígena de la película del ’79 de Ridley Scott Aliens no los tiene. El hecho de suprimir ese pequeño rasgo antropomórfico convertía al alienígena en algo fuera del ámbito humano. Tan terrorífico como inclasificable.

Steppenwolf no es una criatura humana. Tampoco tiene algún rasgo humano que le emparente a nuestra raza. Pero tiene unos ojos enormes y expresivos que resultan incongruentes con su origen. El detalle se hace cada vez más notorio a medida que avanza la trama. La criatura de 7 dedos y faldellín de metal se hace más cruel. Pero su mirada sigue siendo asombrada, muy humana e incómoda. Una criatura inexplicable que pierde sentido y sustancia por ese pequeño gran detalle de su su mirada ¿sensible?

Sabemos que parecen detalles sin importancia en una épica de cuatro horas. Pero si lo analizas, el Snyder cut se basa justamente en su capacidad para sacar provecho a sus capas de información. ¿Podría mejorar la película corrigiendo estos sutiles detalles? No lo sabemos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.