Apple trabaja en una nueva versión del MacBook Pro con lector de tarjetas SD y un puerto HDMI, según el reconocido analista y filtrador Ming-Chi Kuo.

Esto supone un paso atrás por parte de Apple. En el pasado, sus portátiles contaban con estos dos elementos. Sin embargo, con el viraje hacia los puertos USB-C que la marca emprendió en 2015, tanto el lector de tarjetas SD como el conector HDMI terminaron desapareciendo de sus equipos.

En cuanto al diseño de los nuevos MacBook Pro, Kuo señaló en ocasiones anteriores que "los nuevos modelos dejarán atrás el diseño curvilíneo de las partes superiores e inferiores de los modelos existentes, y adoptarán un diseño con borde plano similar al iPhone 12”. Una teoría que ha reafirmado en su última nota a los inversores:

"Predecimos que los dos nuevos modelos de MacBook Pro de Apple en el segundo semestre de 2021 tendrán varios cambios significativos de diseño y especificación".

El analista también apuntó en ocasiones anteriores que Apple presentará dos MacBook Pro diferentes: uno de 14 pulgadas y otro de 16 pulgadas.

La predicción de Ming-Chi Kuo coincide en varios aspectos con la de Mark Gurman (Bloomberg), quien también señaló en el pasado que los próximos MacBook Pro tendrán un lector de tarjetas SD. El analista, sin embargo, ha ido un paso más allá al afirmar que la empresa Taiwan Genesys Logic será la proveedora de este hardware tan solicitado por muchos usuarios.

Más cambios para la nueva generación del MacBook Pro

Apple M1

Se espera que la próxima generación de estos ordenadores, además de lo mencionado anteriormente, llegue acompañada de una nueva generación de procesadores ARM diseñados por Apple. Estos, entre otras cosas, podrían tener más núcleos de alto rendimiento, lo que incrementaría drásticamente la velocidad total de la máquina.

También se espera que los nuevos modelos traigan de vuelta el conector MagSafe, que protege al equipo en caso de que una persona se tropiece con el cable de carga.

Por otro lado, los nuevos ordenadores podrían decir adiós a la Touch Bar, un elemento que desde su introducción en 2016, ha causado opiniones contradictorias entre los usuarios.