El éxito de r/WallStreetBets que impulsó las acciones de GameStop, AMC y otras compañías, cobró su primera víctima. Keith Gill, mejor conocido como Roaring Kitty en YouTube, enfrenta una demanda colectiva por manipular el mercado de valores para obtener ganancias.

Según reporta Bloomberg, la firma Hagens Berman Sobol Shapiro presentó una demanda en un Tribunal Federal de Massachusetts. En ella se acusa a Gill de mentir al presentarse como un inversionista aficionado, puesto que posee una licencia de analista financiero registrado y una de director de valores y gestión de supervisión.

«Gill se personalizó como una especie de Robin Hood y caracterizó a los profesionales de valores como villanos» indica el documento legal. Al youtuber se le culpa de crear una campaña en redes sociales para incrementar el valor de las acciones de GameStop y obtener ganancias.

Keith Gill no es un inversor amateur y está lejos de ser un Robin Hood, según los demandantes

La demanda menciona que Gill generó un frenesí en el mercado vengándose de los fondos de cobertura al comprar acciones de GameStop para hacer subir el precio. El valor se incrementó hasta en un 1.600%, lo que causó pérdidas sustanciales para fondos y . En contraste, muchos pequeños inversores se volvieron millonarios de la noche a la mañana.

Según el documento legal, la conducta «engañosa y manipuladora» de Gill violó numerosas regulaciones y leyes de valores al socavar la integridad del mercado. «Causó enormes pérdidas no solo a aquellos que compraron contratos de opciones, sino también a aquellos que se enamoraron del acto de Gill y compraron acciones de GameStop» indica.

«Nunca solicité a nadie que comprara acciones de GameStop para beneficiarme»

Sumado a la demanda, Keith Gill fue citado a comparecer frente al Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Estados Unidos. Roaring Kitty fue llamado como testigo en una audiencia en la que estarán los directores ejecutivos de Reddit, Robinhood, Melvin Capital y Citadel.

Los legisladores estadounidenses buscan respuestas y Gill será pieza clave para entender el fenómeno de GameStop, ocurrido en enero. Varias entidades gubernamentales investigan si hubo manipulación de mercado y si Robinhood cumplió con las regulaciones federales. Esto último desató polémica en días pasados puesto que la app restringió el trading y fue acusada de ceder ante la presión de los pesos pesados de Wall Street.

Mientras llega la audiencia, Keith Gill permanece tranquilo. En su testimonio preparado para el Congreso asegura que nunca solicitó a nadie que comprara o vendiera acciones de GameStop para su propio beneficio. También menciona que no pertenece a ningún grupo que intentara crear movimientos en el precio de las acciones o tener información privilegiada de la tienda de videojuegos.

En días pasados se reveló que HBO, MGM y Netflix producirán películas sobre el escándalo de GameStop, Reddit y Wall Street

Tendencia en Hipertextual