Febrero se despide por todo lo alto en lo que a rondas de financiación e inversores internacionales entrando en startups españolas se refiere. Wallapop acaba de anunciar su vuelta al ruedo de las rondas con una operación récord en su historial. De forma simultánea, Bipi –la compañía de alquiler de coches– también anuncia una operación de 16,5 millones de euros.

Esta nueva ronda supone una inyección de capital de 6 millones que se suman a los 10,5 cerrados en octubre y que ahora forman parte de la misma operación. De esta manera, a la entrada de Toyota, Adevinta y Atresmedia se suman ahora dos fondos italianos. P102 e ITALIA 500, con su soporte de 6 millones, entran en el capital de Bipi con un claro objetivo: promocionar la expansión de la tecnológica española en Italia. De esta manera, además de en España, la startup ya cuenta con sede en Francia –abierta en plena pandemia– y ahora en Italia. Donde quiere ocupar el puesto de líder de suscripciones de coches.

Bipi, persiguiendo el modelo de suscripción

Nacida en 2017, siendo la heredera natural de Lollo – la compañía de búsqueda de aparcamiento en las ciudades–, la época dorada de Bipi ha venido antes de durante la pandemia. Antes de la llegada del virus, sus fundadores ya contaban a Hipertextual que las regulaciones para limitar el uso y la entrada de los coches diésel en el centro de las ciudades había supuesto un repunte en sus cifras y peticiones.

Con el modelo de negocio de alquiler de coche por tiempos prolongados bajo el modelo de suscripción con todo incluido y sin fricción de ningún tipo –pasan a una gestión 100% digital–, el sistema conquistó a los propietarios de vehículos que no querían tener un coche en propiedad. Ante un incierto futuro en lo que a coches se refiere, su sistema era más que atractivo.

Después llegó la pandemia y, tras el confinamiento, el miedo al contagio y a los transportes populares. «El ambicioso plan de crecimiento de Bipi se ha visto acentuado con la llegada del Covid-19, dada la flexibilidad que buscan los ciudadanos en este momento», explican en un comunicado.

Según un estudio publicado por Ipsos, si antes del virus un 34% de la población usaba vehículo propio para ir a trabajar, tras los confinamientos estas cifras ascienden a 66%. lo que se ha traducido en un aumento de solicitudes de suscripción de coches. A finales de verano de 2020, cifraban este crecimiento en un 200% mensual aproximadamente.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.