Era una de las promesas para finales de año: algunas rondas importantes que, ya sea por el bloqueo de la pandemia o alentadas por la misma, cerrasen un 2020 positivo en lo que a rondas se refiere. La última de ellas viene de la mano de Bipi, la compañía de alquiler de coches de larga duración, que acaba de levantar 10,5 millones de euros.

Pese a que las rondas seed y pre-seed han marcado los últimos meses, según el Observatorio de Startups de Bankinter, faltaba el remate de las grandes rondas –muchas de ellas alimentadas por fondos extranjeros–. Glovo con sus 120 millones en septiembre o Flywire con 113 en febrero despuntan en la lista. Pero son muchas las que superan las 8 cifras en lo que a financiación se refiere. Devo, Ontruck o Factorial son solo algunas de ellas. Esta última, de hecho, aprovechando el tirón que el teletrabajo y la pandemia han tenido sobre su modelo de negocio. Una situación similar a la de Bipi. Si el objetivo de la compañía era cerrar una ronda en 2020, más grande que las anteriores –según contaban a Hipertextual en 2019–, la situación ha salido redonda.

El objetivo de la compañía, mucho antes de la llegada del coronavirus, era el de ofrecer un modelo de transporte complementario. Ha sido la llegada del virus y la intención de evitar el transporte público por el riesgo a contagio lo que ha disparado las peticiones de vehículos propios. Según sus cifras, casi 3 veces más de lo que registraban antes de los confinamientos.

De hecho, asociados con concesionarios y compañías de renting, Bipi ha visto otro beneficio de la pandemia: la bajada de pedidos por parte de empresas que deja al sector del coche a merced del consumo privado. Si bien es cierto que para los nuevos compradores o interesados en el vehículo privado es una solución –que sortea las futuras restricciones al diésel–, Si hay que buscar un enemigo ahora mismo, sería el anticuado parque de vehículos que se mueven por el país y que, a tenor de la incipiente crisis, no está previsto que se modifique.

Si coche privado pasaba por un momento complicado antes del virus, ahora vive uno de sus momentos dorados. Y los fabricantes de vehículos lo saben. Uno de los inversores de la ronda Serie B sobre Bipi, de hecho, es uno de los mayores fabricantes del momento principalmente de modelos híbridos. Toyota Al Ventures, brazo inversor de Toyota, junto a Adevinta Ventures (también inversores de Coches.net, InfoJobs o Milanuncios) y Atresmedia bajo su modelo Media for Equity (Fintonic o ByHours) están detrás de la nueva ronda que cierra un mes de octubre muy activo.

La ronda Serie B que aún espera ser aumentada con la entrada de nuevos inversores en los próximos días –y que se unirá a los 20 millones previos logrados por la compañía–, estará destinada a aumentar el equipo de la compañía en España, tiene también un ambicioso objetivo entre las manos: la conquista de Francia.