El rifirrafe entre Elon Musk y Bill Gates continua. Después de algún intercambio previo entre ambos directivos, el fundador de Microsoft cambió su discurso e hizo una serie de declaraciones positivas sobre Tesla.

Gates explicó en una entrevista que «hacen falta más personas como Elon Musk en el mundo», en relación al impacto de los vehículos eléctricos para reducir las emisiones a la atmósfera.

Lo dijo contestando a unas declaraciones hechas por Musk en el podcast de Joe Rogan, donde dijo que «había escuchado que Bill Gates tenía una posición en corto de Tesla», y con la subida de las acciones de la empresa, «había pedido mucho dinero».

Sobre eso, Gates simplemente dijo que «no acostumbra a revelar detalles de sus inversiones». Aunque ahora, en una entrevista en Bloomberg prácticamente aceptó tener la posición en corto de Tesla.

Bueno, sabes, creo que Tesla es una compañía increíble. Me hubiese gustado tener más acciones a largo [risas], pero es grandiosa. Tengo muchos familiares propietarios de coches de Tesla que yo ayudé a comprar, así que solo tengo pensamientos positivos sobre ellos.

En definitiva, Bill Gates sigue sin negar abiertamente que no tenía una posición en corto, y se arrepiente de no haber hecho inversiones «a largo». Una media admisión de lo dicho por Musk. Que en su momento nos parecía descabellado, pero ahora no tanto.

Elon Musk versus las posiciones en corto como la de Bill Gates

Las posiciones en corto a Tesla han sido una de las grandes pesadillas de Elon Musk a lo largo de los años. Pero fue un problema especialmente grande en 2018. Ese año, en medio del infierno de producción de la puesta en marcha de las líneas de producción del Model 3, un grupo grande de personas identificados se organizaron en contra de la compañía, mientras la reputación del CEO se diluía.

Agrupados bajo el nombre TSLAQ, prepararon un instrumento de inversión apostando a la caída de Tesla y su acción. Este fue el origen del tweet de Musk en el que aseguró que estaba listo para sacar a la compañía de la bolsa, recomprando todas las acciones a 420 dólares.

La broma le valió una demanda por parte de la SEC (Comisión de Bolsa de Valores de Estados Unidos) que terminó en un pago de 20 millones de dólares y dejando la presidencia de la junta directiva de la compañía.

2019 fue un año muy distinto para Tesla y el tono general de Musk en redes sociales cambió. Ahora es un troll. Pero sigue teniendo un problema inmenso con las posiciones en corto hacia Tesla. El hecho que Bill Gates sea una de esas personas es una gran sorpresa.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.