La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) ha presentado una demanda este martes en contra del CEO de Tesla, Elon Musk, por haber engañado a los inversores cuando twitteó en agosto que estaba "prácticamente seguro" de que podría privatizar la compañía si así lo deseaba, ha informado Bloomberg.

La querella señala que, según Musk, había calculado el precio en 420 dólares por acción con una prima del 20% sobre el precio de cierre de la acción de ese día porque pensaba que el 20% era una prima estándar en las transacciones privadas en curso. El cálculo resultó en un precio de 419 y el CEO aclaró que había redondeado el precio a 420 porque recientemente había aprendido sobre la importancia del número en la cultura de la marihuana y pensó que su novia, la cantante Amber Heard, lo encontraría gracioso.

El tweet del 7 de agosto provocó que el precio de las acciones de Tesla se dispararan. Al menos tres inversionistas también han presentado una demanda en la que acusan al CEO de haber manipulado el mercado con su tweet. Adicionalmente, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ, por sus siglas en inglés) está investigando por posible fraude a la empresa de coches eléctricos por el mismo motivo.

Por otro lado, Musk enfrenta una demanda del buzo británico Vernon Unsworth, quien recientemente participó en las labores de rescate de un equipo de fútbol de niños y su entrenador en una cueva en Tailandia, por difamación. En su denuncia, lo acusa de haberle llamado "pedófilo" frente a sus más de 22 millones de seguidores en su cuenta de Twitter y, más tarde, un "violador de niños" por haberse mudado a Tailandia para casarse con una niña de 12 años, en un intercambio de correos electrónicos con un medio.

Aunque no legal, otra reciente polémica en las que se ha visto envuelto Musk fue la entrevista que hizo para el podcast de Joe Rogan Experience en la que fumó hierba y bebió whisky, mientras debatía sobre aviones eléctricos y la importancia del uso de energías renovables.

Tesla pierde otro alto ejecutivo

Sumado a las demandas que tiene Musk en su contra, Tesla ha tenido una mala racha en la que ha perdido a varios de sus ejecutivos de alto nivel. Este mes, a la desbandada se suma Antoin Abou-Haydar, quien era el director sénior de producción y calidad de la empresa de coches eléctricos. Así lo ha confirmado su página de LinkedIn, como reportó Business Insider. De acuerdo con su perfil, ahora es vicepresidente de calidad global para la startup china de vehículos eléctricos Byton.

A principios de septiembre, se dio a conocer que el vicepresidente de finanzas y operaciones a nivel mundial de Tesla, Justin McAnear, dejaría la empresa en octubre. Otros ejecutivos que han abandonado la compañía de coches eléctricos este año son Dave Morton, ex jefe de cuentas; Gaby Toledano, ex jefa de recursos humanos; Susan Repo, ex vicepresidente de finanzas y tesorera corporativo, y Sarah O'Brien, ex VP de comunicaciones.