Tesla ha dado a conocer hoy los datos acerca de la producción y entrega de sus diferentes modelos de vehículos durante el primer trimestre de 2018. Este era un segmento complicado, pues la compañía había de cumplir unos objetivos que cada vez se hace más complicado obviar. La paciencia de los inversores tiene un límite. Lamentablemente, pese a que son mejores que los de trimestres pasados, el objetivo de producción del Model 3, el quebradero de cabeza por excelencia de los últimos meses para Elon Musk, sigue sin cumplirse.

A través de una nota de prensa se desvela que la producción conjunta total de Model X, Model S y Model 3 durante estos primeros tres meses asciende a 34.494, un 40 por ciento más que en el último trimestre. De esta cantidad, 9.766 pertenecen al Model 3. La tónica más interesante la pone el dato que hace referencia a una producción de 2.020 unidades de este modelo en la última semana de marzo, lo cual no alcanza el volumen de 2.500 unidades propuesto, pero se acerca bastante. Hay trampa, sin embargo.

Haciendo la media de las 13 semanas que llevamos de año se puede comprobar fácilmente que el total es cercano a las 750 unidades por semana, lo cual da pie a sospechas en cuanto a si Tesla habrá redoblado esfuerzos esta última semana da cara a poder poner el dato en los resultados. Sea como fuere, lo que está claro es que aún no cuentan con un volumen que les haga respirar con holgura ante la mirada crítica del mercado.

Hora de ponerse serios... ¿o no?

El tiempo para dar los resultados que llevan meses prometiendo se le está agotando a una Tesla que, a pesar de seguir manteniendo fijado el objetivo de producir 5.000 unidades semanales de Model 3 a finales de este segundo trimestre, pierde credibilidad por momentos. Esto ha forzado una reacción por parte de Musk, que ahora toma el control de la producción de este modelo para infundir tranquilidad de cara a la galería. Mientras tanto, en su cuenta de Twitter se dedica a bromear acerca de la bancarrota de la empresa con motivo de April Fools'.

La producción de 5.000 Tesla Model 3 a la semana es un objetivo del que se ha estado hablando demasiado tiempo como para poder verse aplazado una vez más, por lo que este segundo trimestre será especialmente crítico. En junio sabremos si finalmente la compañía puede llegar a los niveles prometidos. Tesla se consuela hablando esta vez de la calidad de los Model 3 (ya que se producen pocos, al menos que sean buenos):

La calidad de los Model 3 que salen de producción está al nivel más alto que hemos visto en todos nuestros productos. Esto se refleja en la abrumadora satisfacción experimentada por nuestros clientes. Nuestro puntaje inicial de satisfacción del cliente de la calidad del Model 3 está por encima del 93%, el más alto en la historia de Tesla.