El asalto al Capitolio nos ha dejado con todo tipo de reacciones de múltiples compañías tecnológicas. Apple, Google, Amazon, Twitter, Facebook, Airbnb, entre otras, han afrontado la situación de diferentes maneras. Esto en función de su papel en los lamentables hechos. Otra empresa cuyas acciones empiezan a generar conversación, aunque no por una intervención positiva, es Github. Según recogen en Business Insider, la plataforma despidió a un empleado judío que llamó "Nazis" a los atacantes del Capitolio.

"Manténganse a salvo, amigos, los nazis se aproximan". Ese fue el mensaje que el ahora ex trabajador de Github publicó en un canal de Slack de su compañía. Sin embargo, no esperaba que su declaración desatara una ola de repercusiones negativas. Aparentemente, otros empleados criticaron su lenguaje. Más tarde, el departamento de recursos humanos lo citó para reprender su acción. Dos días después fue despedido debido a su comportamiento "inadecuado".

De acuerdo a la declaración que ofreció el ex empleado tras los hechos, publicó el citado mensaje debido a su preocupación por sus familiares y amigos que viven en la capital estadounidense. Además, dijo que algunos miembros de su familia murieron en el Holocausto y pudo distinguir que ciertos atacantes del Capitolio tenían relación con grupos neonazis.

Los empleados de Github responden

Business Insider asegura que el afectado prefirió mantenerse en el anonimato para evitar una situación de acoso. Más ahora que existe tanta tensión por la problemática social y política que rodea a Estados Unidos. Evidentemente, la decisión de Github está siendo criticada no solo por la opinión pública, también por los propios empleados. La mayoría coincide en que los responsables del despido realmente no comprenden la magnitud de lo sucedido en el Capitolio.

Por tal motivo, 200 empleados de Github firmaron una carta para intentar obtener una explicación del despido y exigir que sus superiores establezcan una postura firme contra los supremacistas blancos y el antisemitismo. Nat Friedman, CEO de Github, ya se pronunció al respecto. Señaló que la compañía se encuentra investigando el despido del empleado y que "tomarán todas y cada una de las medidas apropiadas después de una investigación exhaustiva".

Hay que recordar que la plataforma para desarrolladores pertenece a Microsoft, así que probablemente los de Redmond también se involucrarán en el caso junto a Github en las próximas horas.