Autor: Marta Pachón Díaz.

Las compañías de deep tech, especializadas en crear soluciones tecnológicas encaminadas a mejorar la sociedad que engloban innovación y descubrimientos científicos, han salido airosas del 2020.

Un informe de Atomico publicado en diciembre revelaba que, hasta octubre de 2020, la demanda de empleo vinculado al sector tecnológico había crecido un 29,5% en España, con el coronavirus y el confinamiento como principales detonantes.

El interés por los puestos en el sector no para de crecer. Sergio Sáez, el clúster manager de Secpho, explica a Business Insider España que la pandemia ha sido uno de los factores que han impulsado el trabajo en las deep tech, aunque no el único: apunta también a la madurez de las compañías y al cambio de los centros de producción.

Innovación vs. seguridad: el informe que expone los peligros de la IA

Secpho es un clúster que agrupa a centros de investigación y empresas expertas en tecnologías deep tech con el objetivo de acompañarlas y promover proyectos que requieren financiación pública. La organización nació en 2009 en Barcelona y cuenta, de momento, con 150 socios repartidos por toda España de distintas especialidades, aunque predomina la fotónica.

Sáez, ingeniero de profesión, ocupa el puesto de clúster manager desde 2012 y explica que estas tecnologías han avanzado mucho en los últimos años. "Hace 15 años las deep tech estaban en el laboratorio, todos con batas blancas (...). Ahora están llegando a su madurez", defiende, y añade que esto se une a que "están cambiando a nivel geopolítico los centros de producción".

A la COVID-19 se suman otros factores, como la madurez de estas empresas y el cambio geopolítico de los centros de producción, según explica a Business Insider España el clúster manager de Secpho, Sergio Sáez.

"Hace 5 años no se discutía el hecho de producir en Asia porque no se podía competir de otra forma. Ahora hay diferentes motivos que nos llevan a pensar que eso no tiene tanto sentido".

Con todo, la COVID-19 es el factor más que ha influido en el auge del empleo y del desarrollo de las deep tech en España.

En los primeros meses de 2020, la interrupción del flujo de mercancías desde China provocó escasez de ciertos productos fabricados en el país, lo cual puso de relieve la idea de empezar a fabricar algunos de ellos en España.

Pese al buen rendimiento de estas compañías, Sáez incide en que es necesario aumentar el gasto en I+D.

La resiliencia de este sector gracias a los 3 factores citados por Sáez ha hecho posible que las deep tech españolas siguiesen contratando trabajadores en plena pandemia mundial.

Robotnik es una de las compañías que ha aumentado su plantilla: en 2020, contrataron a 10 personas hasta alcanzar los 50 trabajadores. Los puestos que abrieron el año pasado son diversos, aunque María Benítez, la responsable de marketing de la compañía, explica que el grueso son ingenieros en distintas especialidades.

No obstante, eso no significa que solo hayan contratado ese tipo de perfil. "Cuando crece la empresa, lo hace en todos los departamentos. También en el de ventas, por ejemplo", destaca en declaraciones a Business Insider España.

La compañía, con sede en Paterna (Valencia), se dedica a fabricar robots manipuladores enfocados a todo tipo de sectores, principalmente el industrial.

"Es un sector muy potente con un crecimiento brutal. Eso se ha demostrado en situaciones muy complejas como la pandemia que actualmente estamos viviendo", explica Benítez. "Al final, las empresas que estamos en sectores de conocimiento solemos salir adelante".

Asimismo, Benítez resalta que muchos clientes han aprovechado para reinventarse con el objetivo de producir mejor y conseguir mejores resultados.

Microsoft crea una herramienta para detectar ‘deepfakes’ y videos alterados

Otro ejemplo de empresas que han aumentado su plantilla es Sensofar, que se dedica a la metrología de superficies a escala muy pequeña. En la actualidad, cuenta con una plantilla de 60 personas, de las que 6 han sido contratadas en 2020 en puestos relacionados con la ingeniería de software, programación y hardware.

El CEO de la compañía, Marc Nogales, hace hincapié en declaraciones a Business Insider España en que el sector de las deep tech aún necesita mucha gente y que probablemente vuelvan a ampliar la plantilla. No obstante, Canales explica que esta ha crecido mucho en los últimos años y la idea es ir consolidando.

Pese al aumento de las plantillas, Sáez señala que en ocasiones, se exige para los puestos demandados una experiencia muy difícil de encontrar, ya que muchos de estos son de nueva creación. "En España hay gran cantidad de universidades gente así que llevaba años yéndose fuera. Es cierto que hay una gran oportunidad para incorporarlos aquí, pero teniendo en cuenta que no tienen experiencia. Tú no puedes pedir 7 años cuando entonces no existía esa industria", defiende.

El clúster manager de Secpho prevé que el empleo en el sector continúe con la tendencia alcista en el 2021, gracias en parte a los fondos europeos que va a recibir España y que financiarán nuevos proyectos. Sin embargo, Sáez llama la atención sobre el bajo porcentaje que España destina a la innovación: apenas el 1,5% del objetivo del 3% de otros países del entorno.

"La financiación de los estadios iniciales (...) es principalmente pública, y ahí es donde estamos totalmente a la cola de Europa", insiste. "Es una tarea de este Gobierno y de los que vendrán recuperar el terreno perdido".

[atribucion-bi url=https://www.businessinsider.es/nicho-tecnologico-ha-seguido-contratando-espana-medio-pandemia-788691]

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.