FaceApp ha generado controversia en las últimas semanas, al grado de originar una petición al FBI para investigar una posible amenaza a la seguridad de los usuarios en Estados Unidos. ¿Qué tan peligroso podría ser el subir nuestras fotografías al servidor de esta aplicación?

Esta pregunta se hizo MIT Technology Review, quien echó abajo la preocupación de que las personas que subieron sus fotografías a FaceApp puedan ser ubicadas por medio de reconocimiento facial a futuro. La publicación indica que es muy poco probable que sean utilizadas para entrenar algoritmos que identifiquen el rostro, ya que FaceApp no obtiene el nombre u otra información necesaria para el reconocimiento del usuario.

En una declaración previa de FaceApp, sus creadores dijeron que no es necesario crear una cuenta de usuario para poder utilizar el servicio, algo que "el 99.9% de usuarios hace". El MIT dice que aunque es técnicamente posible que un sistema aprenda a reconocer a alguien de una sola foto, la precisión sería pobre. Sería más sencillo obtener fotografías de tus perfiles de redes sociales.

Si bien FaceApp no podría usar tus fotos para reconocimiento facial, si existen otros posibles usos que enumera la publicación. Sus creadores utilizarían los más de 150 millones de imágenes subidas para entrenar su algoritmo y mejorar la edición en la nube. También servirían para sistemas de análisis y detección de rostro, pudiendo predecir rasgos faciales y características de usuarios.

Es posible crear un 'DeepFake' con una sola foto

Por último está el tema de los DeepFakes, una moda que crece a medida que los algoritmos mejoran y representa una amenaza a futuro. Hace unas semanas se supo de una IA de Samsung capaz de crear un DeepFake con una sola foto. La empresa entrenó a su inteligencia artificial con más de 7.000 imágenes de celebridades y fue capaz de lograr clips falsos con la Mona Lisa de Leonardo da Vinci o una foto de Salvador Dalí.

FaceApp podría utilizar tus fotos en estos casos, aunque el MIT indica que existen otras bases de datos open source con imágenes y videos de personas en las que podríamos aparecer y aún no lo sabemos. Los creadores de la aplicación aseguran que las imágenes se eliminan en un máximo de 48 horas y no hay forma de identificar a sus usuarios.

Como ocurre con las aplicaciones virales, FaceApp ha comenzado a perder impulso en los últimos días y poco a poco quedará en el olvido. Este es un buen momento para analizar los datos que compartimos antes de ser víctimas de la próxima aplicación de moda.