En el mercado de la telefonía móvil, más aún en la gama media, llegar a un país como el español y lograr hacerse un hueco no es nada sencillo. A la gran variedad de oferta, con marcas y modelos de todos los precios que ya existen, se suma un consumidor exigente, que sabe lo que quiere y que no está dispuesto a pagar más porque sí.

La estrategia de vivo en España se ha centrado en una oferta de productos perfectos para cada tipo de persona. Por un lado, un teléfono de altísimas prestaciones como el vivo X51 5G, que representa una demostración práctica del potencial de la marca. Y por otro, la gama Y, una alternativa más en los mercados de gama media y gama de entrada que al final es a lo que opta la mayoría de personas.

Dentro de la gama Y, destaca el Y70 que demuestra que es posible no renunciar a nada en un teléfono de menos de 300 euros.

La gama media ha evolucionado mucho en los últimos años. Tanto, que ha reducido muchísimo la diferencia con la gama alta llegando incluso a borrar en algunos aspectos los límites que las separan. Cuando uno coge en la mano el vivo Y70, sin conocer el precio, pensaría que está ante un teléfono de más de 600 euros. Eso se debe a dos aspectos, el diseño y la construcción.

El vivo Y70 es un teléfono realmente bonito, fino (con sólo 7,83 mm de grosor y un peso de 171g) está disponible en varios colores, muy elegantes y bastantes bonitos, como son el negro y azul claro. Por otro lado, su construcción, con un cristal 3D y un cuerpo resistente le da la solidez necesaria que le pedimos a cualquier smartphone.

Aunque cabe en una mano, para manejarlo de manera más cómoda, su pantalla llega hasta las 6,44 pulgadas gracias a su alto ratio cuerpo-pantalla: marcos finos y un notch en forma de lágrima que aprovecha al máximo el frontal.

Y si hablamos de la pantalla, hay que incidir en uno de los aspectos fuertes de este teléfono: su pantalla AMOLED. Hasta la fecha, el tipo de pantalla que montaba un teléfono se elegía en función del margen que utilizaban los fabricantes a la hora de reducir el precio de venta. Al contar con una pantalla AMOLED en el vivo Y70, cada pixel actúa con libertad, encendiéndose o apagándose, dando como resultado una imagen mucho más viva (mejorando los colores, el contraste y el brillo), sin sombras molestas y que, en definitiva, mejoran la experiencia de visualización, ya sea para ver vídeos o jugar a videojuegos. Además, repercute en el gasto de energía, reduciéndolo más comparado con una pantalla LCD, por ejemplo, y de ese modo alargando la vida de la batería. Tener este tipo de pantalla en un móvil de gama media es algo digno de valorar.

Al contar con una pantalla AMOLED en el vivo Y70, cada pixel actúa con libertad, encendiéndose o apagándose, dando como resultado una imagen mucho más viva, mejorando los colores, el contraste y el brillo.

En el apartado fotográfico, el vivo Y70 también destaca. Pese a que muchos gamas medias incluyen ahora cuatro sensores en su módulo de cámara, la experiencia ha demostrado que eso no es mejor si no hay un hardware y software detrás que lo avalen. En el caso del vivo Y70 tenemos tres sensores: uno principal de 48MP con una apertura de ⅛, otro macro con una apertura de 2/4 y, por último, otro que se encarga de medir la profundidad para ajustar al máximo los efectos del modo retrato. Si combinamos los tres sensores y le añadimos el sistema de Inteligencia Artificial de vivo, tenemos como resultado unas imágenes nítidas que no pierden apenas detalles incluso en situaciones de baja luz gracias a la apertura y al algoritmo HDR+ Morpho.

Además, para los más profesionales, incluye un modo manual para ajustar valores como la exposición de luz o el ISO y obtener también muy buenas imágenes.

A la hora de grabar vídeo también tendremos grandes resultados. Cabe recordar que vivo ha sido el primer fabricante en incluir un estabilizador gimbal en un teléfono móvil, en concreto en el modelo X51 5G, por lo que su conocimiento de la materia es total y así lo refleja el vivo Y70. Aunque sean de gamas diferentes merece la pena destacar dos aspectos: el modo belleza ajustado al vídeo y el estabilizador electrónico que fija la escena y elimina las sacudidas durante la grabación.

En calidad de imagen, nos vamos hasta 4K, un dato interesante si tenemos en cuenta el precio del teléfono.

La batería es el tercer aspecto en el que el vivo Y70 da la talla entre los grandes. No sólo por su capacidad de 4.100 mAh sino también por el uso que los componentes del teléfono hacen de ella. Por ejemplo, la elección del procesador es el Snapdragon 665 de Qualcomm. Al margen de detalles técnicos, el resultado es un rendimiento fluido de las aplicaciones más exigentes del teléfono, y realmente eficiente en la gestión de la batería.

Dentro de la batería también destaca su sistema de carga rápida con tecnología FlashCharge de 33W (una de las tasas más altas del sector y superior incluso al de teléfonos más caros). Incorporar los sistemas de carga rápida de manera segura no es sencillo y por eso vivo incluye hasta ocho protecciones de seguridad para garantizar que la batería no sufre ningún daño durante el proceso de carga con tasas tan altas. Al final, y en cuanto a uso real, podremos pasar del 1% al 62% de la carga en tan sólo 30 minutos.

En resumen, el vivo Y70 es un teléfono perfecto para la gran mayoría de personas incluso una opción a tener en cuenta para regalar estas navidades. La relación calidad-precio es inmejorable. Si te interesa, puedes comprarlo en cualquiera de los siguientes retailers: PC Componentes, MediaMarkt o Carrefour a un precio recomendado de 279 euros.