Los drones forman parte de los productos tecnológicos de consumo que llegaron para quedarse. Sus beneficios son bastante variados según el sector en el que se ocupen, sin embargo, también se han convertido en un auténtico dolor de cabeza para el tráfico aéreo. En los últimos años hemos escuchado más casos de drones sobrevolando los aeropuertos, lo cual genera la interrupción de sus operaciones. Pero esa situación todavía no es tan alarmante como la que se está viviendo en Estados Unidos.

Se incrementan los casos de supuestos impactos

Desde al año anterior, según Bloomberg, se han reportado supuestas colisiones de drones contra aeronaves en el país norteamericano. El más reciente ocurrió apenas en diciembre de 2019; el helicóptero de una cadena de noticias fue impactado por un objeto pequeño en Los Ángeles, California. Desde luego, el piloto se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia, pues el objeto causó un agujero en la estructura.

En 2018 también ocurrieron otras supuesta colisiones de drones. La primera de ellas involucra a un helicóptero en Hawai, mientras que la otra se trató de un pequeño avión en Óregon. No obstante, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) de Estados Unidos no ha podido confirmar al 100% que las aeronaves no tripuladas participaron en las afectaciones. ¿Por qué razón? Porque simplemente no han podido recuperar los drones —o lo que quedó de ellos, mejor dicho—.

En lo que se refiere al helicóptero de Los Ángeles, los investigadores del mencionado organismo encontraron restos de policarbonato, un material habitualmente presente en drones por su nivel de resistencia a los golpes. Además, al agujero coincidía con el tamaño de un drone. «Toda la evidencia disponible coincide con una colisión con un pequeño vehículo aéreo no tripulado», informaron las autoridades.

Pese a los datos anteriores, existen otras pruebas que podrían contradecir a NTSB. El primero de ellos es que el drone no apareció en la superficie, pese a que las autoridades inspeccionaron minuciosamente la zona en la que ocurrió la colisión. Por otra parte, una compañía de detección de drones de la región aseguró que no identificaron objetos en el área al momento del impacto, mientras que el piloto del helicóptero tampoco logró observar algo.

¿Inminente regulación de drones en camino?

El hecho de que la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte tenga más casos sospechosos ha encendido las alarmas de otras dependencias gubernamentales. La Administración Federal de Aviación (FAA) ya tomó cartas en el asunto para prevenir los posibles impactos de drones en aeronaves. Una de sus propuestas es que los dispositivos transmitan constantemente su ubicación —mientras están volando— y den a conocer la identidad del usuario responsable de controlarlos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.