El pasado miércoles, la compañía espacial de Elon Musk, SpaceX, planeaba enviar por primera vez un vuelo tripulado al espacio. Lamentablemente, el mal tiempo obligó a posponer la cita hasta este sábado, 30 de mayo, a las 19:22 UTC (21:22, hora peninsular española y 14:22, hora de México). Si todo va bien, todo el mundo tendrá la oportunidad ver en directo cada una de las fases del lanzamiento de SpaceX. ¿Pero cuáles son exactamente esas fases?

Tanto la empresa de Musk como la propia NASA han descrito en sus respectivas páginas webs en qué consistirá cada una de ellas y en qué momento tendrán lugar. Así, podremos seguir la situación como verdaderos profesionales, sabiendo en todo momento qué está ocurriendo y por qué.

Estas son las fases del lanzamiento de SpaceX

Las fases del lanzamiento de SpaceX son doce, que tendrán lugar de forma muy precisa, en un periodo de 45 minutos.

La primera (45’), consiste en verificar la carga de los propulsores del cohete Falcon 9. Se encargará de ello el director del lanzamiento, Mike Taylor.

A continuación, en el minuto 42 de la cuenta atrás, se procede a retraer el brazo de acceso de la tripulación. Se trata de un puente en forma de pasillo a través del cual previamente habrán entrado a la nave los dos tripulantes del cohete, Bob Behnken y Doug Hurley.

Habrá que esperar hasta el minuto 37 para ver cómo se certifica que el sistema de escape del lanzamiento está armado correctamente. Este sistema, conocido como LES, por las siglas de “Launch Escape System”, consta de ocho motores SuperDraco y está diseñado para separar la nave espacial del cohete Falcon 9 y llevar a la tripulación a un lugar seguro en el hipotético caso de que se dé una emergencia. La compañía considera esta una situación improbable; pero, como es lógico, es necesario tomar medidas al respecto.

Cargas de combustible

Las dos siguientes fases del lanzamiento de SpaceX se darán simultáneamente, en el minuto 35. Consisten en cargar los dos combustibles empleados para alimentar los propulsores, el queroseno para cohetes (RP-1) y el oxígeno líquido, más conocido como LOX. Este último deberá cargarse en dos etapas, siendo esta la primera de ellas.

La segunda etapa de carga de LOX coincide con la siguiente fase, que se dará ya en el minuto 16 de la cuenta atrás.

Una vez “alimentados”, los motores del Falcon 9 deberán enfriarse en la próxima fase, iniciada en el minuto 7. Este paso es esencial, para evitar un choque térmico que pueda generar grietas en la estructura.

A continuación, en el minuto 5, se ponen en marcha los sistemas dirigidos por las computadoras internas de la nave.

Las fases del lanzamiento de SpaceX llegan a su fin

En el minuto previo al lanzamiento se realizarán dos pasos muy importantes, dentro de las fases del lanzamiento de SpaceX. Por un lado, se introducen los comandos de vuelo y se empiezan las comprobaciones finales. Por otro, se inicia la presurización del tanque propulsor, para que alcance la presión necesaria para alzarse sin problemas.

A continuación, a solo 45 segundos de alzar el vuelo, Mike Taylor verificará el lanzamiento. Finalmente, 42 segundos después de dicha verificación, se iniciará la secuencia de encendido del motor y, por fin, llegará el fin de la cuenta atrás y el Falcon 9 saldrá despedido para llevar la Crew Dragon, con sus dos tripulantes, de camino a la Estación Espacial Internacional.

Empieza el viaje

Será muy importante que estos minutos sean precisos, para que el Falcon9 abandone el suelo justo a la hora elegida. Si no, no logrará alcanzar correctamente la órbita de la Estación Espacial Internacional.

Este no será un viaje muy largo. El segmento inferior del Falcon 9 se encenderá durante dos minutos y medio, antes de apagarse y separarse. Pasará entonces a ponerse en marcha su segunda etapa, a la que le llevará seis minutos colocar a la nave en órbita.

Llegados a este punto, la segunda fase arderá en la atmósfera, mientras que la primera aterrizará en un barco ubicado en el océano Atlántico. La cápsula usará ya únicamente sus propulsores, con los que se bastará para realizar el resto del viaje, que durará aproximadamente unas 19 horas.

Todo esto, por supuesto, ocurrirá si el sábado el tiempo acompaña. La tormenta tropical Bertha, responsable en parte de la cancelación del pasado miércoles, se ha ido ya debilitando y no supondrá un peligro. Sin embargo, será necesario no perder de vista el cielo.