A pesar de sus constantes problemas de privacidad, que han llenado ríos de tinta electrónica a lo largo de las pasadas semanas, Zoom aún no conoce límites. La aplicación de videoconferencias enfocada en el entorno profesional sigue aumentando su ritmo de crecimiento y base activa de usuarios, superando ya los 300 millones de personas que hacen uso de la misma a diario.

Así lo ha comunicado el propio Eric S. Yuan, CEO de la empresa, que ha puesto en relevancia el enorme impacto que está teniendo la pandemia del coronavirus en el crecimiento del servicio y el "increíble valor que aporta" en esto momentos para poder hacer posibles las comunicaciones entre personas y equipos. No es la única, pues plataforma online como Netflix también han visto disparado el aumento diario en el número de usuarios que se sumaban a su plataforma.

Con el último dato ofrecido, Zoom habría añadido un 50 % de altas respecto a los 200 millones de personas registradas que se contaban en la plataforma a comienzos de este mismo mes de abril. Un notable aumento que aún adquiere mayor relevancia si se tiene en cuenta que el pasado mes de diciembre apenas eran 10 los millones de usuarios que hacían uso diario del servicio.

Una vorágine de problemas de privacidad

El aumento de popularidad le ha traído a Zoom algunas consecuencias menos agradables, como es el crecimiento del escrutinio de la plataforma y el posterior descubrimiento de varios problemas de privacidad que ponían en compromiso los datos de los usuarios. Hechos que llevaron a la compañía a conseguir enrolar en sus filas a Alex Stamos, antiguo responsable de seguridad de Facebook y una reconocida figura en la industria.

La firma, que ha trabajado durante las últimas semanas con las máquinas a su máxima capacidad, hacía publica el pasado miércoles su versión 5.0, con varios cambios enfocados en mejoras clave dentro del apartado de la privacidad. Destaca, entre ellos, el encriptado bajo el estándar AES GCM de 256 bits de las videollamadas y un enrutamiento que ahora puede ser gestionado de manera directa por los propios usuarios.