Netflix ha publicado sus resultados financieros correspondientes al primer trimestre de 2020. Como ya se esperaba, la cuarentena de coronavirus ha beneficiado de manera significativa al servicio de video en streaming, pues en los últimos tres meses sumaron 15,8 millones de nuevos suscriptores, una cifra tan positiva como anormal para la compañía. De hecho, al comenzar el año esperaban que 7 millones de personas se unieran al servicio, así que previsión fue duplicada.

Desde luego, al comenzar el año pocos anticiparon que estaríamos viviendo una pandemia en los siguientes meses. Millones de personas se encuentran aisladas en sus hogares y están buscando actividades que los ayuden a sobrellevar una situación nada habitual. El entretenimiento se ha convertido en la principal opción para distraerse, y los servicios de vídeo lo están aprovechando. Netflix alcanzó los 183 millones de suscriptores en total con las cifras compartidas hoy.

Pese a los nuevos suscriptores, los ingresos apenas lograron superar sus estimaciones: 5.770 millones de dólares frente a los 5.760 esperados. La empresa señaló, además, que el incremento significativo de nuevos usuarios podría generar que su crecimiento orgánico sea más lento una vez que se levante el confinamiento. "Somos muy conscientes de lo afortunados que somos de tener un servicio que es aún más importante para las personas confinadas en el hogar, y que podemos operar de forma remota con una interrupción mínima a corto y mediano plazo", mencionó la compañía.

Si bien están viviendo una etapa de "mayor audiencia y de un mayor crecimiento en el número de suscriptores", reafirman que es una situación temporal que, por desgracia, también tiene puntos negativos que afectan a otras áreas de la empresa. Por ejemplo, debido a la incertidumbre económica que rodea al mundo, han decidido pausar el número de "innovaciones" que introducen a su servicio.

¿Significa entonces que veremos una disminución en el número de series y películas originales? No necesariamente, pues aunque el rodaje de sus próximas producciones está temporalmente detenido, esperan reanudar sus actividades y continuar con su calendario de lanzamientos para lo que resta de 2020 y 2021. "Si bien nuestras producciones se detuvieron en todo el mundo, nos beneficiamos de una gran cantidad de contenido que estaba completo y listo para su estreno, o en postproducción cuando se detuvo la filmación", añaden.

Parece que en lo general son buenas noticias para Netflix, pero están conscientes que se aproxima un futuro lleno de obstáculos ante una inminente crisis económica. "En nuestros más de 20 años de historia, nunca hemos visto un futuro más incierto o inquietante", declaró el CEO Reed Hastings, y agregó: "El coronavirus ha llegado a todos los rincones del mundo y, en ausencia de un tratamiento o vacuna, nadie sabe cómo o cuándo terminará la terrible crisis. Lo que está claro es el aumento del costo humano en términos de vidas perdidas y empleos perdidos; decenas de millones de personas ahora están sin trabajo".

👇 Más en Hipertextual