No cabe duda de, con cada nueva entrega de cualquier saga cinematográfica, sus responsables disponen de un montón de elementos para enriquecer lo suyo el relato: la trama y su cosmos narrativo se ha ido expandiendo con una aportación tras otra, y series televisivas como The Mandalorian (Jon Favreau, desde 2019) tienen muchos detalles de los que echar mano para ello a estas alturas. De ahí, el buen número de easter eggs en sus episodios, y que aprovechen para explicar cosas como qué diantres es “la máquina de helados” que interesó al público al verla en Star Wars V: El Imperio contraataca (Irvin Kershner, 1980).

Mediado el filme, el contrabandista Landonis Balthazar Calrissian (Billy Dee Williams), o simplemente Lando para los amigos, avisa a los habitantes de Ciudad Nube de lo que sigue: “El Imperio ha tomado el control de la ciudad; les aconsejo a todos que se vayan antes de que lleguen más tropas imperiales”. Y una persona muy obediente le hace caso, Willrow Hood, que pasa junto a la princesa Leia (Carrie Fisher), Chewbacca (Peter Mayhew), C-3PO (Anthony Daniels), R2-D2 (Kenny Baker) y el propio Lando en su huida con lo que, para divertimento de los espectadores, parece una heladera.

Disney+

El cachondeíto fue tal entre el público que, ni cortos ni perezosos, le identificaron como Hood en un juego de cartas coleccionables, el SWCCG (Decipher, 1995-2001) y le incluyeron en la aplicación para dispositivos móviles Star Wars: Card Trader, el videojuego Star Wars: Uprising (The Topps Company, Daniel Erickson, 2015), también para teléfonos inteligentes, y en los cómics de Star Wars 22 (Jason Aaron y Jorge Molina, 2016). En los últimos dos productos, se ve al personaje en el Paradise Atrium, un local exquisito de Voras, el Hutt, en Ciudad Nube y en el destructor imperial Harbinger, todavía con su trasto.

Que, en verdad, es clavadito a una máquina de helados y probablemente lo sería cuando el extra anónimo y aún identificar corrió con él en El Imperio contraataca. Pero por fin ha llegado el neoyorkino Jon Favreau a poner las cosas en su sitio durante en episodio “The Sin” (1x03) de The Mandalorian. Y no lo consideraría algo menor porque lo utilizaron al promocionar la serie: en octubre de 2018, el propio Favreau publicó una imagen del aparatito en su cuenta de Instagram, y los que acudieron en abril de 2019 al McCormick Place de Chicago para la celebración anual de la saga lo vieron allí sin explicación alguna.

En la serie de Disney Plus, el cazarrecompensas protagonista, con la planta del chileno-estadounidense Pedro Pascal (Juego de tronos), recibe el encargo de llevarle a Baby Yoda a un cliente imperial al que encarna el alemán Werner Herzog (Man of Flowers). “Tengo un camtono de beskar que estará esperándolo cuando entregue al activo”, le asegura en el capítulo uno. Y cumple sin problemas con el trato en “The Sin”, dándole al profesional el camtono prometido lleno del preciado metal mandaloriano con el que la armera (Emily Swallow) le fabrica una nueva armadura metraje adelante.

Y ese camtono no es otra cosa que la dichosa “heladera” que carga consigo Willrow Hood en El Imperio contraataca, Uprising y Star Wars 22, es decir, un contenedor con el funcionamiento de una caja fuerte, pues hay que introducir un código con tres botones para que se abra. Lo cual hace que el comportamiento de Hood no carezca de sentido: no se trata del loco de la heladera bajo el brazo. Y lo mejor es que el nombre del artilugio procede de un vídeo viral en el que una niña pequeñita pronuncia ‘ice cream’ (helado) de forma incorrecta: “Camtono”, dice para hilaridad de su padre. Pero qué friki es Jon Favreau.

Lucasfilm

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.