Disney+, la plataforma de streaming de The Walt Disney Company, abrirá sus puertas virtuales en el mercado español el próximo martes 24 de marzo, tal y como estaba previsto. Sin embargo, tras el llamamiento realizado por la Comisión Europea, Disney ha decidido rebajar temporalmente la calidad a la que se transmitirán sus contenidos tanto en España como en el resto de Europa.

El confinamiento obligatorio declarado en países como España e Italia –debido a la expansión del coronavirus (COVID-19)– ha causado un incremento significativo del tráfico circulante a través de las infraestructuras de telecomunicaciones. La explicación es sencilla: los ciudadanos afectados por las diversas medidas restrictivas están recurriendo con mayor frecuencia a plataformas de entretenimiento como Netflix, a servicios de gaming online, a redes sociales como Instagram e incluso a aplicaciones de videoconferencia como Zoom o Skype.

Banner de Disney+

Esta situación puede llegar a poner en riesgo la integridad de la infraestructura de los operadores, las cuales son fundamentales en una situación de alerta como la actual. Por ello, el Comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, hizo un llamamiento a la responsabilidad de los usuarios, los operadores y las grandes corporaciones tecnológicas. "Tenemos la responsabilidad común de mantener el correcto funcionamiento de internet durante la batalla contra la propagación del virus", aseguró.

Los proveedores de contenidos audiovisuales, en respuesta a dicho llamamiento, tomaron la decisión de reducir la calidad máxima a la que se transmiten sus contenidos. El movimiento ha sido secundado por Netflix, Apple TV+, Amazon Prime y, ahora también, Disney+, que promete rebajar en un 25% el tráfico generado por su plataforma en los países europeos.

Según ha explicado a Deadline Kevin Mayer, su máximo responsable, la compañía monitorizará la congestión de internet y trabajará conjuntamente con los operadores para "reducir el bitrate tanto como sea necesario".

Según un informe de Sandvine, el streaming de vídeo representa más de la mitad del tráfico circulante a través de las redes de los operadores. La rebaja de calidad anunciada por los diversos proveedores de contenidos audiovisuales, por lo tanto, aliviará la congestión de la infraestructuras y permitirá asegurar un óptimo funcionamiento mientras perdure la pandemia en Europa.

👇 Más en Hipertextual