La cuarentena total impuesta en Wuhan luego del brote de coronavirus evitó el contagio de 700.000 personas, según detalla un estudio publicado en la revista Science. De acuerdo con AFP, investigadores descubrieron que las medidas de control del gobierno chino rompieron la cadena de transmisión del SARS-CoV-2.

Científicos de China, Estados Unidos y Reino Unido dijeron que el cierre de Wuhan y la implementación de medidas para frenar el tráfico de personas durante los primeros 50 días de la infección fue crucial. De no haberlo hecho se habrían contagiado más de 700.000 personas, más del doble de los 300.000 casos confirmados en ese espacio de tiempo.

Los científicos analizaron el periodo de la Fiesta de la Primavera, también conocido como Año Nuevo Lunar, que tuvo una duración de dos semanas. Previo al inicio de las festividades, China tomó la decisión de cerrar las fronteras de Wuhan tras conocerse que había más de 400 personas infectadas y 17 decesos.

Los datos de ubicación de los teléfonos móviles fue pieza clave

Para el estudio se valieron de información de salud pública, casos confirmados y la ubicación de los dispositivos móviles para trazar la propagación del coronavirus. Este último dato resultó "fascinante" según uno de los investigadores, quien dice que les permitió comparar patrones de viaje dentro y fuera de Wuhan durante las festividades.

El análisis reveló una reducción extraordinaria en el movimiento tras la prohibición de viajar del 23 de enero de 2020. Con base en estos datos, también podríamos calcular la probable reducción en los casos asociados con Wuhan en otras ciudades de China

La decisión de aislar la región no solo impidió un contagio masivo, sino que ayudó a otras provincias a prepararse para efectuar medidas con el fin de evitar una propagación del coronavirus. Sumado al cierre de ciudades, el gobierno implementó otras medidas con el fin de minimizar los desplazamientos, como la ampliación de las vacaciones y el cierre de fábricas.

Las acciones tomadas por China para frenar la expansión de la enfermedad fueron consideradas demasiado estrictas en su momento, sin embargo, resultaron tener éxito. En contraste, países de Europa com o España o Italia han sido criticados fuertemente por expertos de salud de la nación asiática por no implementar medidas para frenar el tránsito de personas.

El número de casos al día de hoy es de 826.222 infectados y 40.708 muertos en todo el mundo. En España hay 94.417 positivos y 8.269 decesos, mientras que en México la cifra oficial es de 1.094 casos confirmados y 28 muertos.