Apple se encuentra entre las muchas empresas que han visto sus operaciones notablemente afectadas por el coronavirus (COVID-19). Según revelan datos provenientes de fuentes oficiales del Gobierno local, la firma de Cupertino se habría dejado en torno a un 60 % interanual en el volumen de ventas de febrero de 2020.

Esto se traduciría en menos de medio millón de dispositivos comercializados en el territorio asiático, uno de los mercados principales de la firma a nivel internacional. Concretamente, según Reuters, la tecnológica californiana habría colocado en China 494.000 unidades del smartphone de la marca, descendiendo de los 1,27 millones registrados en el mismo periodo del año anterior.

No es la única, sin embargo, puesto que el descenso ha sido generalizado en el conjunto del mercado chino, que ha registrado unas ventas un 56 % inferiores respecto a febrero de 2019. El mercado de Android se encuentra en 5,85 millones de unidades, una cifra sensiblemente inferior a los 12,72 millones registrados doce meses antes.

Preocupación en la industria

Como anticipo a estas cifras, Apple adelantaba a mediados del pasado mes que no esperaba poder cumplir con las expectativas marcadas en los anteriores resultados trimestrales de la firma, que vieron la luz a finales de enero. Una noticia que se enmarcaba dentro de los numerosas clausuras de tiendas que la compañía tuvo que efectuar tras la rápida propagación del coronavirus con el fin de proteger tanto a empleados como a clientes.

De igual modo, la empresa estaría experimentando también diversos problemas de producción lo cual provocaría escasez de terminales para su distribución a lo largo del mundo. Estos, originados por el cierre de las fábricas y cadenas de producción que Apple usa en China, podrían no volver a recuperar su nivel habitual hasta el segundo trimestre del año.

La compañía que lidera Tim Cook ha recomendado, así mismo, a sus empleados del Apple Park y las antiguas oficinas de la firma (más de 10.000) que realicen su trabajo de forma remota en lugar de acudir a su puesto habitual. Mientras tanto, la WWDC 2020, el evento anual para desarrolladores que la empresa celebra en junio, permanece en el aire.

👇 Más en Hipertextual