Debido al brote del coronavirus (COVID-19) en China, Apple anunció a inversionistas que no espera cumplir con la estimación de ingresos para el segundo trimestre fiscal de 2020, según informó la compañía a través de un comunicado. La proyección inicial era de entre 63.000 y 67.000 millones de dólares, sin embargo, ahora creen que no será posible alcanzar tan siquiera la cantidad inferior mencionada anteriormente.

Nuestra guía trimestral emitida el 28 de enero de 2020 reflejó la mejor información disponible en ese momento, así como nuestras mejores estimaciones sobre la reanudación laboral tras el final de las vacaciones extendidas del Año Nuevo Chino el 10 de febrero. El trabajo está comenzando a reanudarse alrededor el país, pero estamos experimentando un retorno más lento a las condiciones normales de lo que habíamos anticipado. Como resultado, no esperamos cumplir con la guía de ingresos que proporcionamos para el trimestre de marzo.

Según Apple, son dos las principales causas que no les permitirán conseguir su objetivo económico. En primer lugar, la caída en la producción del iPhone desde que el coronavirus comenzó a expandirse en China. Esto, evidentemente, generará un suministro mundial limitado. Y es que diversas fabricas, incluyendo las de Foxconn, se vieron obligadas a suspender sus operaciones temporalmente para evitar más contagios. De hecho, los de Cupertino no son los únicos afectados por la situación.

La otra tiene que ver con la baja demanda de productos de Apple en el país asiático, pues la mayoría de tiendas oficiales ha tenido que cerrar como medida de precaución. Si bien algunas tiendas continuaron con sus actividades, tuvieron que acortar su horario para adaptarse a la normativa emitida por las autoridades. Pese a lo anterior, el flujo de clientes ha sido bastante lento en las últimas semanas.

Todas nuestras tiendas en China y muchas de nuestras tiendas asociadas han sido cerradas. Además, las tiendas que están abiertas han estado operando a horas reducidas y con muy poco tráfico de clientes. Estamos reabriendo gradualmente nuestras tiendas minoristas y continuaremos haciéndolo de la manera más constante y segura posible.

En lo que se refiere a la situación fuera de China, los dirigidos por Tim Cook aseguran que la demanda en servicios y productos se mantiene "fuerte" y en línea con su expectativa. Han tranquilizó a los inversionistas señalando que se trata de un inconveniente temporal, también dejando claro que la salud y seguridad de sus empleados es un asunto primordial. Por esta razón, mencionaron, duplicarán su donación para apoyar el combate del sector salud contra el coronavirus.