Los nuevos smartphones Samsung Galaxy S20 y Galaxy Z Flip llegarán en las próximas semanas y, junto a los muchos datos e imágenes que se han filtrado hasta el momento, también comienzan a perfilarse sus precios. Según las más recientes informaciones, estos podrían ser mayores de lo esperado.

Estas llegan por parte, primeramente, de Max Weinbach, reconocido en la industria por sus fuentes y datos acerca de próximos lanzamientos, que apunta en un reciente tweet cuáles serían los precios provisionales de las versiones 5G de la gama S20, cuyas especificaciones fueron recientemente expuestas. Tal y como describe, las cifras que estaría barajando el gigante surcoreano podrían ser las siguientes:

  • Samsung Galaxy S20 5G: entre 900 y 1.000 euros.
  • Samsung Galaxy S20+ 5G: entre 1.050 y 1.100 euros.
  • Samsung Galaxy S20 Ultra 5G: entre 1.300 euros.

Respecto a las versiones sin conectividad 5G, que se espera que lleguen en el caso del Samsung Galaxy S20 y Samsung Galaxy S20+, no así en el Samsung Galaxy S20 Ultra, su precio podría encontrarse unos cien euros por debajo de los proporcionados. Esto situaría a los terminales por encima de las cifras de venta de la anterior generación, de finalmente confirmarse.

Galaxy Z Flip: no tan barato

Buena parte de la atención durante el evento de presentación de los Samsung Galaxy S20 recaerá sobre el Samsung Galaxy Z Flip, el smartphone plegable que la compañía prepara para dar continuidad al segmento de los dispositivos flexibles tras el Galaxy Fold. Más contenido y con prestaciones reducidas, se esperaba que este dispusiera de un precio de alrededor de 850 euros o 17,600 pesos mexicanos, según las primeras informaciones.

Un medio surcoreano afirma ahora que este precio rondaría los 1,6 millones de wones, lo que se traduciría en unos 1.300 euros o 27,000 pesos. Weinbach, por su parte, apunta a los 1.400 euros, pero avisa de que espera cambios al respecto de cara al lanzamiento. Todo indica, por consiguiente, que su precio no será tan reducido como se esperaba, aunque supondrá una diferencia notable, así y todo, respecto al Galaxy Fold (2.000 euros / 48,000 pesos).