Los dispositivos de la familia Galaxy S10 son toda una realidad. Samsung los presentó a detalle en su evento Unpacked, y ahora es posible realizar una comparativa con datos oficiales. Galaxy S10e, Galaxy S10 y Galaxy S10+ son los tres terminales insignia de la empresa surcoreana, cada uno dirigido a distintas necesidades y bolsillos. Si bien no hay una desigualdad demasiado significativa entre los modelos disponibles, establecer sus diferencias es un ejercicio muy interesante que puede definir la compra de uno u otro teléfono.

Las principales diferencias entre los tres terminales los encontramos en la pantalla, memoria RAM, almacenamiento interno, cámaras tanto frontales como traseras, batería, la ubicación del sensor de huellas, colores disponibles y, por supuesto, su precio. Te explicamos cómo varían.

El Galaxy S10e, por ser la versión más asequible, dispone de una pantalla AMOLED de 5,8 pulgadas totalmente plana y con resolución Full HD, prescindiendo del panel con laterales curvados que tanto han distinguido a teléfonos Galaxy en los últimos años. Además, cuenta con protección Gorilla Glass 5, a diferencia de sus hermanos mayores que llegan con Gorilla Glass 6.

Otro detalle importante tiene que ver con la ubicación del sensor de huellas. En el S10e se localiza en el botón de encendido de la parte lateral, mientras que el resto de la familia lo tiene integrado en la pantalla.

En el modelo de entrada no habrá mayor complicación en elegir la memoria y almacenamiento interno; sólo se venderá con 6 GB de RAM y 128 GB para guardar datos. Esta será la configuración base de todos los Galaxy S10. Sin embargo, en los S10 y S10+ existirán más opciones a cambio de un pago superior. Se agregan 8 GB de memoria y 512 GB de almacenamiento para el Galaxy S10, mientras que el terminal de mayores prestaciones puede llegar hasta 12 GB de RAM y 1 TB de espacio interno.

La cámara frontal se mantiene idéntica en los Galaxy S10e y S10. Cuentan con un sensor de 10 MP y apertura f/1.9, una configuración que también está presente en el S10+. No obstante, este último agrega un segundo segundo sensor de 8 MP f/2.2 para mejorar el efecto de profundidad en selfies. Esta diferencia entre cámaras la podrás notar inmediatamente en el tamaño de de la perforación de la pantalla.

Las cámaras traseras también son diferentes. El S10e integra una doble cámara con lentes de 12 MP con apertura dual f/1.5 y estabilización óptica y otra de 16 MP f/2.2 gran angular. Por su parte, los S10 y S10+ tienen triple cámara: dos de 12 MP –una f/2.4 telefoto con estabilización óptica y otra de 12 MP f/1.5 con apertura dual y OIS– y la tercera de 16 MP f/2.2 gran angular.

En cuanto a colores, todos estarán disponibles prisma blanco, prisma negro, prisma verde, prisma azul, amarillo canario y rosa flamenco. No obstante, el S10+ agrega un par de colores exclusivos: negro cerámico y blanco cerámico. En la siguiente tabla puedes encontrar una comparativa visual de las características anteriormente explicadas.

👇 Más en Hipertextual