La escasez de procesadores Intel se extenderá a lo largo de 2020, según fuentes de DigiTimes. Un déficit de oferta que ya se situaba como una de las causas del auge de AMD el pasado año.

Según la citada publicación, esta proyección de escasez de oferta está haciendo que los distintos ensambladores se apresuren a cubrir su producción tratando de adelantarse para no quedar desprovistos más adelante. En los números, las proyecciones apuntan a una caída en la disponibilidad de cerca de un 15% durante el primer trimestre de 2020.

Intel ya se vio obligada a pedir disculpas en el pasado ejercicio tras las quejas de algunos de sus clientes. Esto está haciendo que muchos de ellos miren incluso con mejores ojos a la última generación de procesadores para portátiles de AMD, los Ryzen Mobile 4000, que ya se preveen como una de las grandes tendencias en portátiles de cara a 2020.

Si bien Intel estaría esperando aumentar la producción en hasta un 25% respecto a las cifras del pasado año en 2020, esto no parece estar solucionando sus problemas de abastecimiento.

Intel en 14 nanómetros, ¿mejor que en 10?

Rendimiento chips Intel vs AMD Mobile
Intel vía AnandTech

Mientras tanto, desde el medio especializado en hardware AnandTech, se hacen eco de la curiosa forma de Intel de mostrar el rendimiento de sus chips respecto a las alternativas Ryzen 3000 –anteriores a las recientemente renovadas– de forma independiente frente a sus alternativas en 14 y 10 nanómetros.

Recordemos que Intel lanzó su décima generación de procesadores Intel Core para portátiles en dos procesos de fabricación distintos. Si bien los procesadores en 10 nanómetros han de ser mucho más eficientes, parece que los de 14 nm serán por contrapartida relativamente más potentes. Al menos así será para una buena cantidad de tareas escogidas por la propia Intel. Relativizando estos números, el resultado es poco favorable para el último proceso de Intel:

Los procesadores de Intel en 14 nanómetros, más potentes que los de 10
AnandTech

De forma paralela, desde SemiAccurate apuntan hacia una serie de despidos en el área de servidores, que serían tan importantes como en torno a uno de cada tres o cuatro trabajadores. Es ahí donde AMD presentó producto bajo Zen 2 y en 7 nanómetros con anteriorirdad, y uno de los segmentos donde más impacto esté causando su nueva generación de procesadores. Recordemos que Intel todavía no ha presentado su nueva hornada en 10 nanómetros más allá de los diseños para portátiles, en torno a los 15 W de consumo.

No obstante, Intel sí ha prometido alcanzar frecuencias de 5 GHz en sus portátiles de alto rendimiento bajo la décima generación. Lo que no está nada claro es que esta generación llegue sobre el proceso de 10 nm, o bien intenten sacar partido a la más optimizada arquitectura de 14 nm y sobre la que ya consiguen ese tipo de frecuencias de una forma más estable y holgada.

Mientras tanto, Intel mantiene viva su hoja de ruta al menos para la próxima década, en la que espera seguir iterando sobre los distintos procesos de fabricación. Desde los actuales 10 nanómetros hasta los 1,4 nm que se espera que aterricen de cara a 2030. Si las previsiones se cumplen esta vez, claro.