– Ene 29, 2020, 15:01 (CET)

Las claves del éxito de ‘Bad Boys for Life’ que afecta también a la taquilla española

Bad Boys for Life ha conseguido un inesperado triunfo en la taquilla internacional, y se coloca como la más vista de Estados Unidos en los dos fines de semana desde su estreno. Analizamos las claves que la han catapultado al éxito.

Will Smith y Martin Lawrence regresaron como Dos policías rebeldes el pasado 17 de enero en una secuela que convierte las peripecias de los dos peculiares agentes en una franquicia. El estreno de Bad Boys for Life venía con cierta anticipación por parte del público, pero ha sorprendido el tremendo éxito que ha logrado en los dos fines de semana que lleva en los cines.

Tanto en Estados Unidos como en buena parte de la taquilla mundial —entre las que contamos a España y México—, los policías rebeldes se han colocado entre los primeros puestos del ránking cada inicio de semana. Arrancaron en el país norteamericano con un impulso extra, y es que allí el lanzamiento de la cinta coincidió con la celebración del Día de Martin Luther King, que convirtió su fin de semana en un puente vacacional.

Bad Boys for Life engrosó algo más de 73 millones de dólares en los cuatro días de la fiesta en honor a King, según los datos de Box Office Mojo. Se convirtió así en el segundo mejor estreno de una película en este puente, solo por detrás de El francotirador en 2015. Unos datos nada desdeñables que ha vuelto a repetir en su segundo fin de semana.

Entre el 24 y el 26 de enero, la cinta de Sony ha vuelto a coronar la lista de más taquilleras en Estados Unidos con una recaudación de 34 millones de dólares. Poco tenían que hacer contra ella los estrenos de esta semana, The Gentlemen (Los señores de la mafia) y The Turning (Otra vuelta de tuerca).

En España ha ocurrido un fenómeno similar. Will Smith y Martin Lawrence acapararon la taquilla nacional con el que es, por ahora, el estreno más potente de enero. Casi dos millones de euros en su primer fin de semana —1,97 millones, para ser exactos— que la colocaron directamente en el primer puesto del ránking.

No obstante, el pasado fin de semana ha tenido que ceder su espacio a Robert Downey Jr. y Las aventuras del Dr. Dolittle, que recaudó 1,7 millones de euros. Pero esto no significa que Bad Boys for Life dejara de funcionar en las salas de cine españolas. El filme de Sony Pictures engrosó 1,2 millones de euros, según datos de ComScore Spain, tan solo un 35% menos que el fin de semana de su estreno.

En total, Sony se ha metido en el bolsillo 215,7 millones de dólares con Bad Boys for Life por el momento. Para una película que le costó 90 millones a la productora, los datos son más que halagüeños, pero ¿de dónde viene este éxito inesperado?

Las claves del éxito

A pesar de su popularidad entre los espectadores, Will Smith no siempre es una apuesta segura para la gran pantalla. El reciente estreno de Géminis y su posterior batacazo en taquilla así lo demuestran. Sin embargo, el dúo de policías que forma junto a Martin Lawrence siempre ha funcionado muy bien, tanto en Estados Unidos como en España.

La primera entrega de Dos policías rebeldes o Bad Boys se estrenó en 1995 de la mano de Michael Bay, con un triunfo moderado tanto a nivel nacional como internacional. En total, el filme recaudó casi 150 millones de dólares. El público quedó satisfecho y demandó una secuela, que llegaría en 2003 haciendo mucho más ruido en taquilla. Se llevó 273 millones de dólares en todo el mundo, de los que más de 8 millones procedían de España.

El fenómeno generado alrededor de sus aventuras convirtieron la marca Bad Boys en un producto más que rentable para Sony Pictures. La tendencia creciente de rescatar éxitos noventeros no siempre funciona, pero ha sido todo un acierto en el caso de Bad Boys for Life. En concreto, Will Smith ha repetido el éxito conseguido con el remake live action de Aladdín, que llegó a convertirse en el séptimo estreno de Disney más taquillero del 2019.

Además, Bad Boys for Life contaba con la ventaja de la programación. Sony ha sabido jugar muy bien con los tiempos, ya que su película llega, no solo amparada por el puente de Martin Luther King, sino en un momento perfecto en el que no hay más blockbusters de acción compitiendo por el público.

El tirón de Star Wars: El ascenso de Skywalker está a la baja, y lo mismo sucede con Jumanji: Siguiente nivel. En Estados Unidos, estos títulos ocupan el séptimo y quinto lugar del ránking del pasado fin de semana, respectivamente; mientras que en España ya han salido definitivamente del top 5.

Parece que Bad Boys for Life es el único estreno de enero capaz de movilizar a una buena cantidad de espectadores, y lo ha demostrado al eclipsar a Underwater y Like a boss en Norteamérica. El próximo gran taquillazo se espera para el 7 de febrero con Aves de presa, el spin-off centrado en Harley Quinn. En España, eso sí, las aventuras de Dolittle han pegado más fuerte que en su país de origen, donde el estreno ha sido poco más que un fracaso anunciado.

Por otro lado, la crítica ha sido bastante benevolente con la cinta de acción de Smith y Lawrence. En la plataforma Metacritic le dan una nota de 59 sobre 100, mientras que en Rotten Tomatoes ha conseguido el estatus de fresh con una puntuación del 77% por parte de los expertos, y un 96% de aceptación en el voto de los espectadores.

El crítico de Observer, Oliver Jones, ha resumido con gran acierto los fuertes de esta película al comentar “¿alguien pidió esto? No, pero tal vez deberíamos haberlo hecho”. Y es que, al contrario que otros muchos remakes del estilo, Bad Boys for Life parece haber contentado a gran parte de su público y haber rescatado con atino la esencia de las películas originales.

Tanto es así que Sony ya ha confirmado que habrá una cuarta entrega —titulada de forma provisional Bad Boys 4— con la posible repetición de Chris Bremner como guionista. El estudio no puede permitirse desaprovechar el tirón de esta renovada franquicia y, aunque por ahora, no tenemos más datos de la secuela, sabemos que ya está sobre la mesa.

Por el momento, queda centrarse en el éxito de Bad Boys for Life, que ya ha pasado la censura china y llegará al país asiático en los próximos meses. ¿Conseguirá tan buenos números como en el resto del mundo?