Samsung cerrará su división de diseño de CPUs personalizadas, una decisión sorpresiva luego del tiempo y dinero que ha destinado a la fabricación de núcleos de sus procesadores Exynos, presentes en sus smartphones Galaxy

De acuerdo con un reporte de Statement, la tecnológica cerrará la división de investigación y desarrollo de Austin, Texas, despidiendo a 290 trabajadores, así como también un laboratorio en San José, California. Un portavoz de Samsung declaró que la medida se debe a "una evaluación exhaustiva de su negocio y su necesidad de seguir siendo competitivos en el mercado".

Patrick Moorhead, analista de Moor Insights and Strategy dijo que la empresa surcoreana habría licenciado parte de la propiedad intelectual de ARM, quien también cuenta con una oficina en Austin.

Moorhead revela que los rumores del cierre de esta división han circulado de manera constante durante el último mes, ya que Samsung no tiene un chip competitivo que pueda hacerle frente a Qualcomm. El fabricante usa procesadores Snapdragon en los teléfonos que distribuye en Estados Unidos, mientras que Exynos se ofrece en el resto del mundo.

El último chip personalizado de Samsung sería el Exynos 990, un procesador de 7nm enfocado a los teléfonos de gama alta que se lanzarán en 2020. Después de ese SoC, el fabricante utilizaría los diseños de ARM, posiblemente a estrenarse con el lanzamiento del Galaxy S12 a principios de 2021.

Samsung seguiría los pasos de Huawei, quien utiliza los núcleos de ARM en sus chips Kirin, componente esencial del potente Huawei Mate 30 Pro.

👇 Más en Hipertextual