premios oscar 2019
– Oct 25, 2019, 21:10 (CET)

Las posibles nominadas al Oscar: ¿cuáles son las predicciones de la crítica?

La temporada de premios está a unos meses de distancia, pero ya algunos films comienzan a ser considerados por la crítica especializada como posibles nominados: desde la polémica Joker de Todd Phillips hasta la enésima adaptación del clásico Mujercitas dirigida por Greta Gerwig, la lista de futuro galardonados abarca todos los géneros del cine actual.

El 2019 ha sido un año de especial importancia para Hollywood: la taquilla mundial redobló su recaudación y se rompieron algunos récords que por mucho tiempo se consideraron intocables. También llegaron a la pantalla grande, varios proyectos tan arriesgados que abrieron una necesaria discusión sobre las carencias del cine actual al mismo tiempo, que el debate sobre lo cinematográfico como una forma de entretenimiento en estado puro, se hizo más necesario que nunca. De modo que la futura temporada de premios, será un recorrido no sólo por lo mejor del cine sino también, un reconocimiento a su evolución en los últimos años.

Con unos meses de antelación, la crítica especializada comienza a señalar algunas producciones que seguramente engrosaran las futuras listas de nominados. Hagamos un repaso a varias de las que seguramente, serán reconocidas como lo mejor del cine durante el año 2020.

The Irishman de Martin Scorsese (Netflix)

Martin Scorsese tomó el libro I Heard You Paint Houses de Charles Brandt y lo convirtió en lo que parece ser la obra cumbre de su carrera y una pieza de arte cinematográfica. La historia del hombre detrás de la desaparición de Jimmy Hoffa incluye a un elenco encabezado Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci. Considerada una de las grandes películas del año, lo más probable es que obtenga nominaciones para sus actores — principales y de reparto — mejor dirección y mejor película.

Jojo Rabbit de Taika Waititi(Fox Searchlight)

Se le considera el film más audaz del año y el que puso en apuros a Disney al momento de analizar cómo vender un drama histórico en el que un niño que pertenece a las juventudes Hitlerianas tiene por amigo imaginario a Adolf Hitler. La combinación no podía ser más explosiva, pero el estudio logró que convencer a la crítica que no se trataba de una ingeniosa crítica al odio racial y al prejuicio, sino una “comedia satírica”. Sea cual sea la forma en que los votantes perciban esta extrañísima versión de una denuncia contra los peligros del odio racial, al menos su director podría tener asegurada una nominación y la película, su nombre entre las listas de las mejores del año.

Joker de Todd Phillips (Warner Bros.)

Tortuosa, siniestra, un experimento cinematográfico exitoso. También, la película suceso del año: debatida en redes sociales, artículos especializados e incluso, entre políticos y grandes personalidades intelectuales. No obstante, es probable que ese gran estallido de popularidad a su alrededor, termine por opacar sus indudables cualidades cinematográficas. No obstante, es más que probable que Joaquin Phoenix sea parte de todas las listas de nominados a mejor actor y que Todd Phillips, obtenga una como mejor director.

Little Womens de Greta Gerwig (Sony)

Una nueva adaptación del clásico Louisa May Alcott con un elenco encabezado Emma Watson, Timothée Chalamet, Saoirse Ronan y Meryl Streep dificilmente quedará fuera de cualquier lista de premiación que se precie. Con todo y más allá de la expectativa inevitable, las críticas tempranas la alaban como una versión asombrosa e innovadora del libro y por supuesto, de las actuaciones extraordinarias de su elenco juvenil. Lo más probable es que tanto Chamalet como Ronan obtengan una nominación como mejores actores y Gerwing, una en el trabajo de mejor director.

“Once Upon A Time…In Hollywood” de Quentin Tarantino (Sony)

Con Brad Pitt y Leonardo Di Caprio a la cabeza, la historia que reinventa al Hollywood clásico tiene todas las papeletas de encabezar las listas de nominaciones y además, convertirse quizás en la obra que la Academia considere la más importante del año. Quentin Tarantino vuelve a lucirse con una celebración a los buenos diálogos, la química entre sus personajes, pero, sobre todo, una extraña combinación de nostalgia y buen gusto.

Dolor y gloria de Pedro Almodóvar (Sony Classics)

El film más personal del director manchego es quizás también, una de las historias más profundas sobre el auge y declive de un genio artístico. Antonio Banderas ofrece una actuación extraordinaria que ya fue premiada en Cannes y lo más probable, es que repita nominación tanto en el Globo de Oro como en el Oscar. ¿Almodóvar se alzará con el Oscar a mejor director? No es del todo probable, pero quizás si celebre la de mejor película extranjera.

 Parasite de Bong Joon Ho (Neon)

A mitad de camino entre la comedia negra y el humor, lo más probable es que la película del director coreano compita como mejor película extranjera, aunque por su ingenioso guión podría aspirar a una nominación. La fotografía de la película — surreal y brillante — también podría recibir un reconocimiento de la misma forma que su extraña banda sonora.

1917 de Sam Mendes: (Universal)

El director San Mendes regresa de un semi retiro prematuro con una extraordinaria producción ambientada en la Primera Guerra Mundial, que no sólo está levantando comentarios por su profundo sentido de la belleza y la complejidad de su argumento, sino porque además el director de fotografía ganador del Oscar Roger Deakins, creó un prodigioso plano secuencia que sigue con cámara subjetiva el recorrido del personaje central a través de una Europa convulsionada. Es muy probable que la película se encuentre nominada entre las mejores del año, aunque su fortaleza serán sin duda las categorías técnicas.

 A Beautiful Day in the Neighborhood de Marielle Heller (Sony)

La combinación entre uno de los actores más queridos y respetados de Hollywood como lo es Tom Hanks y Fred Rogers, una de las figuras del espectáculo más entrañables de la historia reciente, parece ser imbatible y sin duda, es la fórmula que ha convertido a la película de la directora Marielle Heller en una las favoritas de la crítica especializada de cara a las futuras listas de galardonados del año entrante. Con su aire de cuento de hadas moderno sobre la bondad, la ternura y la expresión de una Norteamérica casi idealizada en una profunda ingenuidad, es casi imposible que la película no obtenga al menos la nominación a mejor película y una más que probable, a mejor actor.

Bombshell de Jay Roach (Lionsgate)

Existe la creencia que los elencos de estrellas rara vez pueden funcionar como un equipo bien integrado, pero Bombshell parece demostrar todo lo contrario: con Charlize Theron, Nicole Kidman y Margot Robbie, la historia real de las acusaciones de acoso sexual contra el ejecutivo más poderoso de Fox News Roger Ailes (encarnado por un magnífico John Lithgow), engrosa las listas de posibles nominados no sólo por la química entre sus actrices principales sino su incisiva mirada sobre un tema actual que se profundiza desde una óptica certera y sagas. Es más que probable que la película obtenga nominaciones a mejor actriz principal y secundaria y también, la de mejor película.

Booksmart de Olivia Wilde: (Annapurna)

Con su aire de comedia adolescente y su profundo mensaje sobre el tránsito de la primera juventud a la adultez, el debut como directora de Olivia Wilde es una combinación bien equilibrada de comedia, sentido del humor sardónico y una dosis bien pensada de reflexión sobre los pequeños rituales de paso que sostienen la identidad colectiva. Las debutantes Beanie Feldstein, Kaitlyn Dever Billie Lourd, crearon un espectáculo de pura química y profunda alegría juvenil en pantalla, lo que podría asegurarles a menos una nominación como actriz de reparto para cualquiera de ellas.

Dolemite Is My Name de Craig Brewer (Netflix)

No hay nada que atraiga más a los votantes de la Academia que un drama, a no ser un regreso a la pantalla grande por todo lo alto y la película de Craig Brewer es ambas cosas a la vez: el guión es un recorrido entre doloroso y emocionante por la vida del comediante, músico, cantante, actor y productor de cine Rudy Ray Moore, interpretado por un asombroso Eddie Murphy que deja atrás las comedias exageradas y grotescas para crear un personaje excesivo, profundo y conmovedor. Lo más probable es que veamos su nombre en la lista de nominados a mejor actor del año y el de Brewer en el sitial de los mejores directores de varios de los premios más importantes del 2020.

The Farewell de Lulu Wang (A24)

Ya lo sabemos: a la Academia de Artes y Ciencias cinematográficas le encantan los dramas, pero en esta ocasión, puede que su natural inclinación hacia las historias dolorosas esté más que justificado: la historia de una mujer China pero criada en Norteamérica que regresa en busca de sus raíces al pueblo en que aún la espera una abuela a punto de morir, es quizás una de las historias más honestas y sinceras del año. Además, la actuación de Awkwafina como el personaje principal, ha sorprendido por su delicadeza y buen gusto, de modo que es más que probable su nombre se encuentre entre las nominadas a mejor actriz principal en varios de los premios más importantes del año.

Ford v. Ferrari de James Mangold (Fox)

La lista A de Hollywood tendrá su correspondiente representación en medio de dramas independientes: Matt Damon y Christian Bale se unen para encarnar una amistad — y posterior enemistad con enorme buen gusto y una adulta solidez. Anticuada, pulcra y muy poco arriesgada también es una película inteligente que usa con sabiduría su versión del buen cine tradicional. Es probable haya una nominación para alguno de los actores y una como mejor director para Mangold.

A Hidden Life de Terrence Malick (Fox Searchlight)

Malick vuelve a la carga para confundir a la audiencia y a los miembros de la Academia, con un drama de la Segunda Guerra Mundial sobre un católico que se negó a luchar contra los Nazis. Con un ritmo pausado que el New York Times calificó de “abrumador” y una leve polémica acerca de su uso de la objección de conciencia como centro de su enrevesado argumento, es probable que otorgue a director una nominación. No obstante, nada es seguro: La película desconcertó en Cannes — no podía ser de otra manera — y aunque se considera lo mejor de Malick en años, continúa siendo críptica y carente de impulso dramático. Pero aun así, es una obra de arte visual que seguramente engrosará la lista de futuros nominados.

Hustlers de Lorene Scafaria (STX)

Jennifer López regresó por todo lo alto al mundo del cine con esta heist movie en la que además de demostrar que es una buena actriz, deja muy claro que puede sostener una película menor y convertirla en un modesto suceso de crítica. Es posible que gracias a la historia de Ramona una stripper veterana y líder criminal reciba su primera nominación como mejor actriz.
¿Será la temporada de premios tan variada y estimulante como lo sugieren las predicciones tempranas? A unos meses de distancia de los primeros anuncios, todavía queda mucho que debatir sobre las posibles ganadoras en un año especialmente reñido. Lo que sí es evidente es que quizás, será una temporada que celebre un tipo de cine que hasta ahora, había pasado inadvertido para los votantes de la Academias y Gremios. Todo un logro inesperado.