El mercado de coches eléctricos sigue creciendo aceleradamente en diversas regiones. Cada vez son más los fabricantes que presentan sus propuestas electrificadas con el fin de adaptarse a un mundo sin motores de combustión, sin embargo, algunas compañías ya se encuentran planeando la estrategia que les permitirá mantener su liderazgo en un futuro lejano, el cual podría no alejarse demasiado de las historias de ciencia ficción.

Y es que Boeing y Porsche, dos grandes referentes en sus respectivas industrias, anunciaron que unirán fuerzas para impulsar el desarrollo de coches eléctricos voladores. No son los primeros en interesarse, eso sí. Uber, por ejemplo, ha dejado clara su intención de lanzar vehículos voladores con el objetivo de mejorar la movilidad de la sociedad. No obstante, siguen existiendo obstáculos técnicos que frenan su misión.

La asociación entre las dos empresas mencionadas pretende unir su conocimiento para crear un concepto VTOL (Vehículo de despegue y aterrizaje vertical, por sus siglas en inglés). Por otra parte, será una propuesta enfocada en el segmento premium, es decir, alejado de las posibilidades de la mayoría de mortales. Pese a lo anterior, será muy interesante observar el proceso tecnológico que los llevará a cumplir su propósito.

Según la automotriz alemana, ambas partes trabajarán juntos desde la etapa de diseño hasta el prototipo real. Además, estudiarán si existe un mercado potencial que pudiera consumir un servicio de transporte aéreo premium. Está claro que, en un inicio, los costos de este tipo de plataformas será muy elevado. Sin embargo, el aumento de la demanda ayudaría a disminuir los precios paulatinamente.

"Porsche está buscando mejorar su alcance como fabricante de automóviles deportivos al convertirse en una marca líder en movilidad premium. A largo plazo, esto podría significar pasar a la tercera dimensión del viaje. Estamos combinando las fortalezas de dos compañías globales líderes para abordar un posible segmento clave del mercado en el futuro", declaró Detlev von Platen, miembro de la junta ejecutivas de ventas y marketing de Porsche.

Por su parte, Steve Nordlund, vicepresidente de Boeing, mencionó que la asociación se basa en sus esfuerzos de "desarrollar un nuevo ecosistema de movilidad seguro y eficiente", y añadió: "Tenemos la oportunidad de investigar el desarrollo de un vehículo aéreo con una marca automotriz líder. Porsche y Boeing juntos aportan ingeniería de precisión, estilo e innovación para acelerar la movilidad aérea".