El diario norteamericano Bloomberg asegura, citando a fuentes cercanas a la producción, que Samsung está trabajando en un nuevo smartphone plegable de cara al primer semestre de 2020.

El nuevo equipo, a diferencia del Galaxy Fold, montaría una bisagra horizontal. La dinámica sería similar a la de los dispositivos de tipo concha que conquistaron el sector de la telefonía móvil durante la década de los 2000. También sería más asequible y delgado que el controvertido Galaxy Fold.

Samsung pretende convertir este teléfono en un objeto de deseo para aquellas personas interesadas en la moda, el estatus social y el lujo, según explica Bloomberg. Para lograrlo, el fabricante está trabajando con el diseñador americano Thom Browne.

El nuevo plegable de la compañía surcoreana montaría una pantalla flexible y perforada, combinando así las tecnologías introducidas con el Galaxy Fold y el Galaxy S10+. En la región exterior, además, se encontraría dos cámaras fotográficas, aunque las características de las mismas son, por el momento, un misterio.

Una vez plegado, el teléfono quedaría reducido a un cuadrado de reducido tamaño, lo que facilitaría su transporte pese a la gran pantalla de 6,7 pulgadas que alberga en su interior. Para evitar roturas, además, Samsung estaría experimentando con cristales ultra delgados (UTG), cuyo grosor es un 97% inferior al de los modelos convencionales.

El Galaxy Fold, cuya comercialización debió haber arrancado en mayo, ha supuesto un revés en la estrategia de la compañía. Los fallos reportados en las primeras unidades cedidas a periodistas e influencers obligaron a la compañía a rediseñar ciertas partes del equipo y retrasar su llegada a las tiendas.

No obstante, Samsung no ha sido la única compañía que parece haber afrontado dificultades con esta tecnología. Huawei, que también presentó un smartphone plegable durante el Mobile World Congress, ha retrasado en múltiples ocasiones el lanzamiento comercial del Mate X; y tanto Xiaomi como Oppo, que han publicado varios teasers al respecto, aún no han sacado sus respectivos smartphones plegables de los laboratorios.