Huawei aprovechó un evento de prensa para confirmar que su primer teléfono plegable, el Mate X, ha sido retrasado nuevamente, según informa el portal TechRadar. Sin embargo, también anticiparon que el dispositivo sigue previsto para llegar antes de finalizar el presente año, presumiblemente durante noviembre, ya que los de Shenzhen pretenden aprovechar las ventas de la temporada navideña.

La compañía ya había pospuesto la disponibilidad del terminal el pasado junio, pues requerían más tiempo para asegurar que el Mate X cumplía todos los estándares de calidad. El objetivo era claro, evitar un fracaso como el del Samsung Galaxy Fold. No obstante, la fuente señala que los cambios introducidos en los últimos meses no lograron satisfacer las expectativas.

Una de las modificaciones era sustituir el marco de acero por uno de aluminio. Aunque consiguieron reducir el peso, no era lo suficientemente resistente y prefirieron conservar el primer metal. De igual manera tenían la intención de aplicar una capa protectora de cristal a la pantalla, lo cual resultó imposible porque no tiene la capacidad de plegarse, por ahora. En su lugar se mantendrá la protección de plástico.

TechRadar añade que Huawei ya piensa en el sucesor del Mate X. Una de sus principales novedades sería la incorporación de más pantallas en la región posterior. Y es que están experimentando con una cubierta de vidrio en lugar del acero, un cambio que les permitiría agregar un panel táctil adicional. De concretarse, esta propuesta sería un tanto similar a la del Galaxy Fold.

El retraso del Huawei Mate X significa también que el Fold será el primer smartphone plegable del mercado. Si no surge otro imprevisto, Samsung finalmente lanzará su producto en septiembre, aunque por el momento todavía no revelan la fecha concreta ni las regiones donde estará disponible. La batalla por este segmento del mercado dará comienzo en el último trimestre del año.