Xiaomi Mi A3
– Jul 17, 2019, 15:05 (CET)

Te guste o no, el nuevo Mi A3 es la puerta de entrada al universo Xiaomi

El Xiaomi Mi A3 puede ser interpretado como una invitación de la marca a adentrarnos en su catálogo. ¿Quieres más? Olvida Android One.

El Xiaomi Mi A3 ha sido presentado en España. Tras unas semanas de filtraciones y rumores, finalmente se trata de un único modelo que llega basado en el Xiaomi CC9e recientemente presentado en China. Por si había alguna duda, se basa en el modelo más económico de ambos y no habrá esta vez una versión que le acompañe.

En él, vemos una pantalla OLED y una batería ahora mucho mayor como grandes ventajas, pero también algunos pasos que podrían ser fácilmente interpretados como un retroceso:

  • Snapdragon 665, una evolución sobre el Snapdragon 660 del Mi A2 que es ahora más eficiente. Fabricada sobre un nuevo proceso más refinado, el nuevo chipset de Qualcomm usa probablemente menos energía, pero también rendirá menos en algunas tareas. A cambio, Xiaomi habla de una autonomía de hasta dos días.

  • 720p, la nueva pantalla del Mi A3 'sube' su apuesta tecnológica pasando del LCD al OLED, pero lo hace dejando en su camino buena parte de la resolución anterior. Y por partida doble: hay menos pixels, y estos son además probablemente PenTile, con una resolución efectiva menor.

Los Mi A –que acumulan 10 millones de unidades vendidas– dan forma a la línea más recomendada de Xiaomi. O al menos lo era. Y es que haciéndonos con uno, recibíamos dos grandes prestaciones a cambio:

  • Android One, que proporciona una experiencia sencilla y conocida. Sin grandes aspiraciones, esta versión aligerada llega siempre de la mano de la promesa de actualizaciones rápidas y constantes –durante dos años–.

  • Una calidad-precio imbatible, que acerca unas características más que suficientes para la mayoría de usuarios a un precio que el resto de fabricantes está lejos de siquiera soñar. Al menos esto es así tras unos meses en el mercado, cuando los precios finales se desinflan y el Mi A2 se puede encontrar hasta a la mitad de su etiqueta oficial e inicial.

Sin una versión 'Pro' más vitaminada, con unos precios de salida que se mantienen estáticos frente a la versión del año pasado pero con unas características que llegan a hacer dudar entre generaciones, solo la primera se mantiene bien nítida. Con las luces y sombras de la nueva versión, será difícil recomendar este terminal a todos sin ceder fuertemente en algo.

Mi A3, un propósito: que quieras más

Xiaomi Mi A3

Por mucha relevancia que acumulada en España para la línea Mi A de Xiaomi, esta nunca ha tenido vehículo propio. Los Mi A1 y A2 llegaron como reedición de los Mi 5X y 6X que se distribuyeron en China. Ahora que dejan de renovarse, el Mi A3 aterriza como un reetiquetado de una de las propuestas de CC, la nueva marca juvenil de Xiaomi.

Por supuesto, la marca busca atraer con este terminal –prueba de ello es su esfuerzo en mejorada autonomía y cámara–, pero la limitación a estas características parece un tanto deliberada. Tanto que Xiaomi podría haber reeditado el Xiaomi CC9 en lugar de la versión más económica que hoy anuncian, a costa quizá de subir ligeramente el precio –para luego previsiblemente bajarlo–. Un movimiento similar es el que trajo el Mi 9T del recién presentado Redmi K20, pero no su versión Pro.

A falta todavía de probar este teléfono a fondo, la nueva edición no augura tantas alegrías para el público entusiasta de Xiaomi como para la propia marca. Seguirá siendo una buena opción para los paracaidistas que busquen un teléfono suficiente, pero no mucho más que eso. Si quieres más potencia o ambición en la pantalla, toca pensar en el resto de propuestas más avanzadas –abanderadas en la gama media por el Mi 9T–. Y con MIUI como software propio, claro.

Al final, Xiaomi reestructura sus lanzamientos en sus distintos mercados de la forma que cree que puede funcionarle mejor como conjunto. Pero quizás intentando no pisarse con sus distintas propuestas, el aparentemente desordenado –y extensísimo– catálogo de la marca no lo sea tanto. Y eso pueden no ser buenas noticias para el entusiasta que esperaba con ganas una versión mejorada del terminal más recomendable sin gastar demasiado.

Android One hace entonces el papel de gancho. De apuesta fiable y sólida para cualquiera que pueda conformarse con lo más básico. Si quieres más, te toca pasar por el aro de MIUI y adentrarte en el universo Xiaomi por completo.