El veto aplicado por el Gobierno de Donald Trump y el posterior cese de los negocios entre Huawei y empresas norteamericanas como Google o Qualcomm habría llevado a la corporación china a reducir el número de smartphones producidos en las factorías de Foxconn, según el diario local South China Morning Post.

Las fuentes consultadas por la publicación aseguran que Foxconn –quien ensambla productos de diversas empresas tecnológicas– inició una contratación masiva a comienzos de año debido a las crecientes ventas de Huawei –que aspiraba a convertirse en el mayor fabricante de smartphones del mundo en 2020–. Durante los últimos días, sin embargo, las mismas fuentes aseguran que Foxconn ha paralizado varias líneas de producción tras una reducción en la demanda de dispositivos por parte del fabricante.

Sobre la posibilidad de convertirse en el mayor fabricante de smartphones del mundo en 2020, Zhao Ming, presidente de Honor, aseguró el pasado viernes en un encuentro con la prensa local que "es muy pronto para decir si somos capaces de alcanzar el objetivo".

En España, la compañía ha experimentado una caída en ventas de entre un 25% y un 30%, según Pablo Wang (máximo responsable del área de consumo en el país). "Si digo que las ventas no se han visto afectadas, sería mentira", aseguró el ejecutivo durante un encuentro con la prensa local.