El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, bloqueó la extradición de un hombre acusado de intentar defraudar a Facebook. De acuerdo con un reporte de Reuters, Paul Ceglia, un ciudadano norteamericano arrestado en el país sudamericano a finales de 2018, es buscado por la justicia estadounidense desde hace cuatro años.

Moreno revirtió la decisión de una corte ecuatoriana que autorizaba la extradición de Ceglia a los Estados Unidos. En una carta con fecha del 4 de junio, el presidente ecuatoriano pidió al ministro que, atendiendo al principio de reciprocidad y por razones humanitarias, negara la extradición.

El presidente Moreno dijo que Estados Unidos no ha atendido varias solicitudes de extradición de ciudadanos ecuatorianos, por lo que, en un ejercicio de soberanía nacional tiene el poder de negar la extradición de Ceglia, independientemente de los procedimientos en la Corte Nacional de Justicia, que es el máximo tribunal de Ecuador.

De vendedor de pellas a "dueño de medio Facebook"

Paul Ceglia, un vendedor de pellas de Nueva York afirmó en 2003, que Mark Zuckerberg había firmado un contrato en donde le otorgaba la mitad de la red social mientras era estudiante de Harvard. Un juez de distrito desestimó la demanda debido a que se trataba de un contrato alterado.

La demanda original data de 2003 en donde Ceglia relata que le dio a Mark Zuckerberg 1.000 dólares de inversión inicial a cambio del 50% de su futura red social. Los abogados de Zuckerberg afirmaron que este contrato existió, sin embargo, fue alterado en la demanda para incluir referencias a Facebook

El hombre fue acusado de fraude en 2012 y tres años después escapó del país con su familia. Luego de permanecer prófugo de la justicia durante tres años, Paul Ceglia fue arrestado en noviembre de 2018 en Ecuador, en donde solicitó asilo. El ciudadano estadounidense permanecerá en prisión, aunque no se ofrecieron detalles de cuánto tiempo.

Si bien Ceglia no es un personaje célebre al nivel de Julian Assange, se puede relacionar un poco su caso. Durante el gobierno de Rafael Correa, el co-fundador de WikiLeaks obtuvo asilo y permaneció recluido en la embajada ecuatoriana de Londres por siete años.

Hace apenas unos meses que Assange fue arrestado por la policía londinense luego que Ecuador le retirara el asilo político debido a "constantes incumplimientos de las normas" bajo las que se le garantizaba su permanencia en la embajada.